Loading...

Se mueven las piezas en el CDS: Hijo de El Mayo sale de prisión y el de Chapo ya es uno de los mas buscados de la DEA

Previo al juicio que enfrentará Joaquín “El Chapo” Guzmán en Nueva York, su hijo es agregado a la lista de los diez prófugos más busc...

A+ A-


Previo al juicio que enfrentará Joaquín “El Chapo” Guzmán en Nueva York, su hijo es agregado a la lista de los diez prófugos más buscados por la DEA, su consuegro está a punto de declararse culpable y el grupo de “El Licenciado” dentro del Cártel de Sinaloa sigue tras las rejas. Además, uno de los hijos de “El Mayo” recobra su libertad sin dejar deudas pendientes con la justicia estadounidense

Conforme se acerca el juicio contra Joaquín “El Chapo” Guzmán Loera en Nueva York, uno de sus hijos es añadido a la lista de los más buscados por la Administración para el Control de Drogas (DEA, por sus siglas en inglés), su consuegro y operador financiero está a punto de declararse culpable, mientras que Dámaso López “El Licenciado”, su hijo y su hermano, quienes disputaron el control del Cártel de Sinaloa con los hijos de “El Chapo”, se encuentran detenidos.

Por otra parte, Serafín Zambada Ortiz, hijo de Ismael “El Mayo” Zambada, ya se encuentra libre tras cumplir una sentencia de cinco años y seis meses de prisión.

El 12 de septiembre, la DEA incluyó a Jesús Alfredo Guzmán Salazar “Alfredillo” en la lista de los diez fugitivos más buscados. Entre éstos se encuentran los narcotraficantes Nemesio Oseguera-Cervantes “El Mencho”, líder del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG); Ismael “El Mayo” Zambada García, líder del Cártel de Sinaloa; y Rafael Caro Quintero, por quien se ofrecen 20 millones de dólares de recompensa.

Un oficial de la DEA confirmó a ZETA que los cargos por los que se buscan al joven de 35 años de edad, son los que se le imputan en el Distrito Norte de Illinois desde 2013, pero declinó abundar en el caso.

En la descripción de la ficha emitida por la DEA, se indica que el hijo de “El Chapo” tiene ojos y cabello color café, pero se omiten otras características físicas como altura y peso.

En la entrevista que el actor Sean Penn realizó a “El Chapo” para la revista Rolling Stone, se describe a “Alfredillo” como quien recibió al estadounidense y a la actriz Kate del Castillo para llevarlos en una aeronave a la sierra del Triángulo Dorado para el encuentro con el capo.

Meses después, en agosto de 2016, “Alfredillo” fue secuestrado junto a su hermano Iván Archivaldo mientras se encontraban en el restaurante La Leche en Puerto Vallarta, Jalisco. Videos del momento muestran a un grupo armado que irrumpe en el lugar para llevarse a los hijos de “El Chapo”, quienes se encontraban en una de las mesas. Ambos fueron liberados días después.

El secuestro se adjudicó al grupo del “Licenciado”, quien intentó, junto a sus aliados, tomar el control del Cártel de Sinaloa con la recaptura de “El Chapo”.

El 27 de julio de 2017,  “El Mini Lic”, hijo de Dámaso López, se entregó a las autoridades estadounidenses en la garita de Calexico. En enero del año en curso, el narcotraficante de 29 años de edad se declaró culpable de todos lo cargos que se le imputaban en la Corte del Distrito Sur de California.

Los delitos son conspiración para importar y distribuir metanfetamina, heroína y cocaína, así como de otros cargos que se le habían fincado en el Distrito Este de Virginia por conspiración para distribuir cocaína con intención de importación

La acusación contra “Alfredito”

Actualmente se encuentra en espera de la audiencia en que se le dictará sentencia.

Días después de que “El Mini Lic” se entregara, su tío y hermano de “El Licenciado”, Álvaro López Núñez, también fue detenido por autoridades estadounidenses. El sinaloense llegó a la garita de Nogales, Sonora, para solicitar asilo tras acusar al grupo de “Los Chapitos” de perseguir a su familia, pero al tener cargos criminales en la Unión Americana, fue trasladado a San Diego, California, donde sigue en proceso penal por conspiración para importar y distribuir sustancias controladas.

“EL ALFREDILLO”,  PRINCIPAL COORDINADOR DE LOGÍSTICA DEL CÁRTEL DE SINALOA

El documento indica que en julio de 2013, un Gran Jurado de Illinois acusó formalmente a Guzmán Salazar de los cargos de conspiración para posesión de una sustancia controlada con intención de distribución, así como de intento o conspiración de importar o exportar alguna sustancia controlada para su distribución.

“Alfredillo” se encuentra acusado junto a más de diez cómplices, incluidos su padre y “El Mayo” Zambada.

Según la acusación, entre mayo de 2005 y diciembre de 2014, el hijo de “El Chapo” participó específicamente en la coordinación de tareas como tráfico de cargamentos de cocaína desde países como Colombia, Ecuador, Venezuela, Perú, Panamá, Costa Rica, Honduras y Guatemala hasta México.

No sólo se encargaban de su llegada a este país, sino de su trasiego por la frontera de Estados Unidos y distribución hasta ciudades como Chicago, Illinois.

El expediente especifica que se trataba de “cargamentos de cientos de kilogramos, a la vez” de drogas como heroína, metanfetaminas y marihuana.

A “El Chapo” y “El Mayo” se les identifica como líderes de la organización, encargados de negociar los precios y conseguir los cargamentos de drogas, así como de manejar las ganancias y lavar el dinero para transferirlo de Estados Unidos a México y otros países, entre otras tareas.

“Jesús Alfredo Guzmán Salazar, el hijo de Guzmán Loera, actuó como coordinador logístico” en las operaciones del Cártel de Sinaloa, especifica el documento.

Algunos de los métodos para hacer llegar las drogas o precursores químicos para la fabricación de enervantes sintéticos, incluyeron aviones de carga, avionetas privadas, submarinos, buques portacontenedores, pangas, camiones, contenedores de trenes, tráileres, automóviles y otros, indica la acusación.

De igual manera, la Fiscalía refiere que como parte de esas operaciones, “El Chapo” y sus cómplices transportaban las drogas hasta bodegas ubicadas en Tijuana y Mexicali, entre otras ciudades, en espera de poder cruzarlas a territorio estadounidense.

La acusación explica además las redes que respondían al Cártel de Sinaloa para almacenar drogas en México y Estados Unidos, para transportarlas en carros, camiones de carga, por mar y túneles, así como aquellos operadores financieros que se encargaban de lavar el dinero producto de la venta de drogas, esto por medio del trasiego de efectivo por la frontera, pero también la estructuración de depósitos bancarios, transferencias electrónicas, casa de cambio y otros sistemas alternativos.

Mientras que las áreas venta incluían Los Ángeles, California; Detroit, Michigan; Filadelfia, Pennsylvania; Washington, DC; Nueva York, Nueva York; Boston, Massachusetts; incluso Canadá.

Los medios de comunicación cifrada incluían teléfonos celulares, teléfonos satelitales, computadoras, aplicaciones de mensajería celular y correos electrónicos.

El expediente judicial agregó un apartado especial en el que detalla la violencia con la que el cártel se manejaba para “evadir a la justicia y proteger sus actividades relacionados con el narcotráfico”.

Para ello, usaban no sólo armas de fuego, sino que sobornaban a servidores y funcionarios públicos, se hacían valer de amenazas de secuestro en contra de sus rivales, de policías y Fuerzas Armadas, incluso, de sus propios miembros.

SERAFÍN LIBRE, SU PADRE AÚN EN LA MIRA

El miércoles 5 de septiembre, Serafín Zambada Ortiz salió de prisión tras cumplir una sentencia de cinco años y seis meses de prisión. Como se determinó en marzo, cuando se le dictó su sentencia, al hijo de “El Mayo” Zambada, quien es ciudadano estadounidense, no se le impuso libertad condicional ni ninguna otra medida cautelar que le requiera presentarse ante la justicia.

El hijo de “El Mayo” fue detenido cuando intentaba cruzar la frontera por Nogales, Sonora, y trasladado a San Diego, California, donde se le acusaba de conspiración para importar metanfetaminas, cocaína y marihuana.

Pasaron más de tres años desde que el joven de ahora 27 años se declaró culpable hasta que se le dictó sentencia, en la que se desechó el cargo por metanfetaminas.

Finalmente, los acuerdos entre uno de los hijos menores del líder del Cártel de Sinaloa y la Fiscalía del Distrito Sur de California, le permitieron recibir una condena mucho menor a los diez años de sentencia mínima impuestos en Ley.

Según dijo al momento de ser sentenciado, Serafín Zambada permanecerá en Estados Unidos -aunque ninguna medida judicial le impide cruzar a México- para criar a sus hijos junto a su esposa.

CONSUEGRO DE “EL CHAPO” SE DECLARARÁ CULPABLE

Esta semana, la defensa legal de Víctor Manuel Félix Félix, miembro del Cártel de Sinaloa, presentó un escrito ante la Corte del Distrito Sur de California para informar que el mexicano cambiará su declaración para admitir su culpabilidad en algunos de los cargos que se le imputan.

“El Señor”, como se le apoda, se encuentra recluido en el Centro Correccional Metropolitano de San Diego acusado de dos cargos: conspiración para lavado de dinero y conspiración para la importación y distribución de cocaína.

El papel de Félix Félix dentro del Cártel de Sinaloa no se limitaba a ser uno de los principales operadores financieros de esa organización, lo unía además una relación personal como consuegro de “El Chapo”, al ser padre de la esposa de uno de los hijos del narcotraficante.

Detenido en México desde marzo de 2011 y extraditado a San Diego, California, en diciembre de 2017, Félix Félix es representado por el abogado particular Guadalupe Valencia, quien ha llevado casos como el de Jesús “Chuy” Labra.

El 16 de enero de 2018, cuando el integrante del Cártel de Sinaloa asistió a una audiencia ante la jueza federal Marilyn L. Huff, Valencia declaró que su cliente se encontraba aislado del resto de la población penitenciaria.

En aquel entonces, el abogado solicitó un plazo de dos meses para revisar la evidencia proporcionada por la Fiscalía por el volumen de información contenida en un disco duro.

Ahora, ocho meses después, la defensa se ha inclinado porque “El Señor” se declare culpable, con lo cual se garantiza una sentencia menos severa, pero también acuerdos con la Fiscalía a cambio de información que el operador financiero pueda proporcionar sobre la organización criminal y del propio Guzmán Loera.

Será hoy viernes 21 de septiembre cuando Félix Félix se presente en la Corte del Distrito Sur de California para formalizar su declaración de culpabilidad ante la magistrada federal.

De ser admitida la declaración, la juzgadora fijará fecha para dictarle sentencia.

Con información de Zeta Tijuana
Loading...

Related

Titulares 4990205780220797914

Publicar un comentario

emo-but-icon

google-site-verification: googleca6b8264058573e8.html

mas visto de la semana

Side Ads

Text Widget

Connect Us

item