ENTRADAS RECIENTES

Adan abuso de Silvia y mató a 11 de sus familiares, pasó en 2016 y el sigue prófugo.



A dos años de la masacre en la que fueron asesinados Silvia Hernández y 11 de sus familiares en Coxcatlán, Puebla, Adan M. —señalado como principal responsable— sigue prófugo; aunque presumen que está ubicado en el estado de Oaxaca, no ha sido detenido por la Fiscalía General del Estado (FGE).

Su hermano Carlos, único cómplice detenido, sigue sin ser sentenciado por su participación en el multihomicidio perpetrado el 9 de junio del 2016 en la comunidad de El Mirador.

Según relataron pobladores del municipio, al menos ocho familias cercanas a Silvia huyeron a Veracruz y Tehuacán por temor a que Adán y sus cómplices volvieran y también los asesinaran.

Los niños sobrevivientes, entre ellos el hijo que tuvo Silvia producto de haber sido violada por Adán años atrás, fueron enviados a Tehuacán con sus familiares para protegerlo.



Hasta el momento, Periódico Central no ha recibido información sobre el avance de la investigación sobre el autor material de la masacre y sus cómplices por parte de la Fiscalía General del Estado.

Como este diario digital informó, Adán abusó sexualmente de Silvia y la amenazó con que no podría “ser de otro hombre” y que en caso de rehacer su vida regresaría a matarla. Producto de esa violación nació un niño al que Silvia aceptó. Para inicios de ese 2016, Silvia ya tenía una pareja, hecho que llegó a oídos de Adán quien decidió asesinarla a ella y a su familia el 9 de junio de 2016.

LA NOCHE DE LA MASACRE 

La noche del 9 de junio del 2016, Adán llegó a la comunidad de El Mirador acompañado de varios sujetos; hasta el momento se desconoce cuántos exactamente.

Adán tuvo que caminar casi una hora hasta la casa de Silvia, por lo complicado del acceso. La encontró cuando se estaba cenando tortillas. Adán les disparó a todos, pero dejó que su hijo se escapara. Ahí murieron Silvia y su pareja Israel, su hermana Belén, quien estaba embarazada, y sus padres Baltazar Sánchez e Isabel Hernández.

Adán le perdonó la vida al niño, quien escapó y caminó hasta una escuela a 150 metros para pedir ayuda. “Mataron a mi mamá y a mis abuelos”, les dijo a sus maestros quienes lo escondieron.

En la casa de Silvia, Adán se encontró con la pareja de la madre de su hijo, Israel con se ensañó más. Su cuerpo presentaba heridas de arma blanca y varios disparos.

Cuando Adán salió de la casa de Silvia fue a la vivienda de Clemente, el Inspector del Mirador y familiar de Silvia. Entró y disparó contra todos los que encontró. Ahí murieron los hermanos Alejandra, Ángel, Johnny y Plácida Hernández, su hija Montserrat y su sobrina Carolina murieron. El Inspector se salvó pues estaba en el baño. Su esposa logró esconderse y cuando dejó de escuchar los disparos salió para llevarse a su hija y a su sobrina.
Advertisement
BERIKAN KOMENTAR ()