EX-REINA de BELLEZA,PAREJA del CAPO MAS BUSCADO,QUIERE REGISTRAR la "MARCA CARO QUINTERO"

- 19:58:00
Loading...


Su historia puede sonar parecida a la de otra popular pareja mexicana del mundo del narco. Y es que Rafael Caro Quintero, uno de los más buscados por el gobierno de Estados Unidos, buscó conocer a Diana Espinoza Aguilar cuando la vio por primera vez en la televisión, en el año 2010, al ser coronada reina de belleza de la cárcel donde los dos estaban presos.

Al igual que Emma Coronel –la esposa de "El Chapo" Guzmán- Diana también fue reina de belleza y ambas comparten no sólo ser parejas de dos de los más famosos capos en la historia de país sino también el que ahora salen públicamente en su defensa.

Tienen además un cierto parecido físico a pesar de la brecha generacional que las separa.

Según consta en distintas publicaciones, Espinoza Aguilar fue detenida en 2008 con su entonces pareja, acusados de tráfico de drogas, mientras que Caro Quintero, uno de los fundadores del extinto Cártel de Guadalajara, purgaba una pena de 40 años, acusado del asesinato del ex agente de la DEA, Enrique Camarena Salazar, en 1985.

Pero no fue hasta dos años después, a finales de octubre de 2010, cuando el capo la vio en la televisión en unas imágenes relacionadas con el concurso de belleza de la cárcel de Puente Grande, Jalisco. A sus 39 años, ella había sido la ganadora, entonces Caro Quintero buscó la manera de conocerla.

Rafael Caro Quintero durante una entrevista en las montañas de Sinaloa.

Según reveló a la periodista mexicana Anabel Hernández, en una entrevista de agosto de 2016, se conocieron gracias a la conductora de un programa de música grupera que llevaba bandas musicales a las cárceles de hombres y de mujeres.

"Ella fue quien nos dijo, pueden hablar si están solos los dos, ¿por qué no hablan? En ese entonces yo era reina de belleza de ahí de la cárcel y entonces fue él quien me vio… le preguntó por mi a esta chica que era conductora de televisión, ella nos presentó y fue así como empezó a crecer esta relación, este sentimiento. Él estaba solo, yo igual", narró a la periodista.

Cuando ella sale de prisión, en 2011, sigue visitándolo, deciden tener un hijo y empiezan a hacer planes para formar una familia cuando él terminará su condena.

Reconoce que la soledad de la cárcel los acercó, pero "me doy cuenta que no es ese perro rabioso que describen", además de su deseo de "vivir con dignidad" los años que le quedaban.

Un amparo dio a Caro Quintero la libertad el 9 de agosto de 2013, cuando todavía le restaban 12 años de condena, pero meses después autoridades mexicanas ordenaron su recaptura mientras que en Estados Unidos es uno de los más buscados.

Desde su liberación se ha mantenido en la clandestinidad, desde donde ha ofrecido un par de entrevistas.

Diana Espinoza nació en Chihuahua, Mëxico. (Foto: Captura de pantalla video de Proceso)

La mujer detrás del capo

A pesar de haber quedado libre, Diana, nacida el 17 de julio de 1970, en el estado de Chihuahua, fue ligada nuevamente con el mundo del narco, pero ahora como parte de la organización de Caro Quintero.

El 11 de mayo de 2016 el Departamento del Tesoro de Estados Unidos, describió a la mujer como parte importante en el movimiento de dinero de la organización de su pareja, acusación de la cual se dice inocente.

El gobierno de EEUU ordenó el congelamiento de cualquier activo que Diana pudiera tener en ese país, donde también le está prohibido a cualquier ciudadano que realice transacciones comerciales o financieras con ella.

"La designación de Diana Espinoza Aguilar demuestra una vez más que su pareja, el fugitivo narcotraficante Rafael Caro Quintero, depende en gran medida del apoyo de los miembros de su familia", cita un comunicado del Tesoro.

"El Tesoro, en coordinación con la DEA, se ha comprometido a apuntar a Caro Quintero hasta que comparezca ante la justicia y se desmantele su organización", agrega.

La ficha emitida por el Departamento del Tesoro de EEUU.

Diana ha negado cualquier vínculo con el mundo del narco y afirma que su pareja no se dedica al negocio.

Asegura que su única ocupación es el hogar y que vive con una ayuda mensual de su suegra de 30.000 pesos (USD 1.669).

La marca Caro Quintero

Desde el año pasado, Espinoza Aguilar ha buscado obtener la certificación de marca registrada del nombre Rafael Caro Quintero, como consta en la Base Mundial de Datos sobre Marcas (OMPI).

Sus dos solicitudes, una realizada en mayo de 2017 y otra un mes después, permanecen en el estatus de pendiente.

En las fichas consta que la solicitud se refiere al registro de marca para productos de imprenta, fotografías, publicaciones impresas, revistas, papelería, material para artistas y de dibujo, entre otros.

Ficha de uno de los registros de marca.

Por las características en las que se pide el registro, es probable que se busque proteger la publicación de un libro, dijo a Infobae, Iván Novia, experto en marcas del despacho Monarque, Novia y Asociados.

Aunque también puede referirse a alguna serie de televisión o película, pues en caso de obtener el registro de algún producto específico como "La Historia de Caro Quintero", quien quiera hacer uso tendrá que llegar a un acuerdo económico con los dueños de la marca.

"Vamos a suponer que se registre 'La Historia de Rafael Caro Quintero', con algún signo distintivo que no sea sólo fonético -el nombre-, eso sí lo puedes registrar porque tu idea es llevarla a la comercialización. En este caso, si quisieras hacer una serie de televisión, un libreto o historietas, impediría que los demás la utilizaran en ese mismo contexto", señaló el abogado.

Especificó que solo se puede registrar un producto específico con el nombre Caro Quintero, pero el nombre propio no, por ser del dominio público.
Advertisement

 

Start typing and press Enter to search