Estos son los narcos que la ley y la corrupción dejaron escapar

- 23:30:00


Los narcos que la ley y la corrupción dejaron escapar, 109 de los 122 objetivos prioritarios han sido neutralizados por el Gobierno Federal, así lo informó en días pasados el presidente Enrique Peña Nieto.

Abatidos o detenidos, los líderes del narcotráfico han ido caído poco a poco, sin embargo, algunos de ellos, los que están bajo el yugo de la ley, logran librarla,  Ya sea por violaciones al debido proceso o por presuntos vínculos con las autoridades, varios narcotraficantes han sido liberados al poco tiempo de ser detenidos.

Estos son cinco casos de capos de la droga que fueron detenidos y saborearon pronto las mieles de la libertad.

“El Mencho”, líder del CJNG

Nemesio Oseguera Cervantes, “El Mencho”, es hoy por hoy, el líder de la organización criminal más importante del país: el Cártel de Jalisco Nueva Generación (CJNG).

Sin embargo, hace unos años el ahora narcotraficante más buscado por autoridades estadunidenses y mexicanas fue detenido y puesto en libertad por la supuesta injerencia de autoridades de Jalisco.

Fue hace cinco años, en agosto del 2012, cuando medios tanto locales como nacionales informaron la detención de “El Mencho”.

En aquella ocasión, el capo de la droga fue detenido por elementos de la Policía Federal, junto a 10 de sus cómplices, en tanto, seis criminales fueron abatidos.

De acuerdo con la misma Policía Federal, elementos de la corporación viajaban a bordo de cinco helicópteros por el municipio de Tonaya, Jalisco, cuando un grupo armado disparo contra los uniformados.

Los policías respondieron el ataque para posteriormente hacer la captura de los sujetos, donde destacaba Nemesio Oseguera Cervantes.

Como respuesta a la detención, se registraron varios narcobloqueos en la entidad, principalmente en Guadalajara y la zona metropolitana, así como en el estado vecino de Colima.

Nemesio Oseguera Cervantes, “El Mencho”

Sin embargo, al día siguiente, autoridades federales rechazaron la supuesta detención de “El Mencho” e informaron que se trató únicamente de un enfrentamiento que dejó seis criminales muertos y tres elementos policiacos heridos.

Con los abatidos fue asegurado una gran cantidad de armas: dos rifles M-60, cuatro AK-47, una escopeta, cuatro lanzacohetes, un fusil AR-15, dos pistolas cortas calibre 9 milímetros, 69 cargadores abastecidos para AK-47, 14 cargadores abastecidos para AR-15, 20 cargadores de arma corta 38 Súper, 15 granadas de fragmentación, cuatro cargadores de disco de AK-47, dos abastecidos, 900 cartuchos de diferentes calibres.

Tres años después, en 2015, El Universal aseguró que informes a los que tuvieron acceso confirmaba la detención de “El Mencho”, pero que fue puesto en libertad dos horas después debido a la presunta intervención del gobierno del estado, encabezado en aquel entonces por el panista Emilio González Márquez.

El diario detalla que la liberación se dio debido a que Luis Carlos Nájera Gutiérrez de Velasco, el secretario de Seguridad Pública de Jalisco, quien habría convencido al gobernador que la detención de “El Mencho” no era conveniente en ese momento.

Emilio González Márquez

Luis Carlos Nájera Gutiérrez de Velasco

Nájera Gutiérrez de Velasco siguió en el gobierno del saliente Aristóteles Sandoval como fiscal General del Estado, pero no duró mucho, renunció al puesto en julio del 2015.

Hoy, Jalisco es el bastión de “El Mencho” y su organización criminal, la cual se ha expandido más por el territorio mexicano en los últimos años.

“El Contador”, líder del Cártel del Golfo

Alfredo Cárdenas Martínez, “El Contador”, líder del Cártel del Golfo, fue detenido el pasado 19 de febrero, sin embargo, en tres día salió libre.

Esto debido a que Saúl Cota Murillo, juez de Distrito Especializado en el Nuevo Sistema de Justicia Penal, de la cárcel de Altiplano, Estado de México, determinó que su aprehensión fue ilegal.

Así lo informó el Consejo de la Judicatura Federal (CJF), a través de un comunicado.

Dicha ilegalidad fue expuesta por la defensa de “El Contador”, la cual detalló una serie de contradicciones y mentiras por parte de las autoridades en los informes relacionados con la captura del capo criminal.

Alfredo Cárdenas Martínez, “El Contador”

La Secretaría de Marina (Semar) y la Procuraduría General de la República (PGR) detallaron que Cárdenas Martínez fue detenido cuando huida de un operativo implementado por marinos en Matamoros, Tamaulipas.

La Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO), dependiente de la PGR, detalló que en el momento de la captura, “El Contador” viajaba en una camioneta a exceso de velocidad.

Cuando las autoridades dieron alcance al vehículo, relató la SEIDO, notaron dos armas de fuego en el asiento del copiloto, por lo que hicieron una revisión a la camioneta hallando así más armas y paquetes de droga.

Por su parte, la Semar señaló que, tras recibir una llamada anónima, acudieron a la zona, donde, al llegar, se percataron de varias personas huyendo del lugar.

Sin dar más detalles de cómo fue la captura, la Marina mencionó que pese a la huida se logró la detención de “El Contador”, a quien la dependencia definió como “líder de una organización delictiva en la región”.

En tanto, la defensa de Alfredo Cárdenas Martínez aseguró que el criminal fue detenido mientras se encontraba en su casa y no en una persecución.

La evidencia de los abogados de “El Contador” fueron una serie de videos de las cámaras de seguridad de la casa del criminal.

Dichas grabaciones muestran como los Marinos llegan al inmueble, desconectan algunas cámaras, ingresan a la casa y lo detienen.

Además, los videos detallan como las autoridades se llevan la camioneta, la cual estaba estacionada y donde aseguraron habían detenido a “El Contador” tras una persecución.

La falta de una orden de aprehensión habría sido el motivo por el cual, las autoridades federales habría mencionado dicha versión de su captura.

Alfredo Cárdenas Martínez, “El Contador”

Iván Archivaldo Guzmán, el hijo de “El Chapo”

Iván Archivaldo Guzmán Salazar, “El Chapito”, fue detenido en junio del 2005, en Zapopan, Jalisco.

Identificado como uno de los hijos de Joaquín Guzmán Loera, “El Chapo”, Iván Archivaldo cayó luego de una persecución policial.

“El Chapito” fue recluido en el penal de “Altiplano” de Almoloya, Estado de México.

Sin embargo, tres años después, en abril del 2008, fue liberado luego de que un juez determinó que no había pruebas necesarias por el delito de lavado de dinero.

Iván Archivaldo Guzmán Salazar

Versiones extraoficiales aseguran que la liberación de “El Chapito” se dio luego de negociación entre Guzmán Loera con las autoridades federales a cambio de Alfredo Beltrán Leyva, “El Mochombo”, quien había sido detenido hace dos meses antes de la decisión del juez.

Esta entrega provocó la ruptura entre el Cártel de los Beltrán Leyva y el Cártel de Sinaloa.

Alfredo Beltrán Leyva, “El Mochombo”

Durante el último año, hubo una disputa interna en el cártel por el liderazgo de la organización. Esta guerra era entre los hijos de “El Chapo” y Fuerzas Especiales Dámaso, es decir, Dámaso López Núñez, “El Licenciado”, y su hijo Dámaso López Serrano, “El Mini Lic”.

Dámaso López Núñez, “El Licenciado”, y Dámaso López Serrano, “El Mini Lic”.

Sin embargo, la detención tanto de “El Licenciado” como de “El Mini Lic”, dejó a Guzmán Salazar y sus hermanos, “Los Chapitos”, como los líderes del Cártel de Sinaloa.

El liderazgo sería compartido con Rafael Caro Quintero y Ismael “El Mayo” Zambada, según información de la DEA.

“El Pez”, el líder de la Familia Michoacana

Johnny Hurtado Olascoaga, alías “El Pez”, y José Alfredo Hurtado Olascoaga, alias “El Fresa”, son los líderes del La Familia Michoacana.

Además, son identificados como los dos criminales más buscados del Estado de México, con una recompensa de medio millón de pesos por cada uno.

Estos hermanos son señalados como quienes ordenaron a los soldados del batallón 102 de Infantería a ejecutar extrajudicialmente a 10 de 22 personas asesinadas en una bodega en Tlatlaya, Estado de México, la madrugada del 30 de junio.

Los Hurtado Olascoaga habrían sobornador un mes antes de los hechos a los militares. ¿Los motivos del asesinato?, entre los que muertos había integrantes de Guerreros Unidos, rivales principales de La Familia Michoacana.

Sobre “El Pez” existe la versión de que habría sido detenido el 19 de marzo del 2013 por la policía estatal, durante un enfrentamiento en los límites de Otzoloapan y Valle de Bravo, en el Estado de México.

La Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC), ahora Comisión Estatal de Seguridad Ciudadana (CESC), informó sobre la captura del capo y la muerte de 10 delincuentes en los hechos.

Sin embargo, el entonces procurador del estado, Miguel Ángel Contreras Nieto, hablo sobre los hechos pero no mencionó la captura de “El Pez”.

Un poco más de un año después, el entonces gobernador mexiquense, Eruviel Ávila, presentó las acciones del Plan Estratégico de Seguridad y del Operativo Seguridad, donde informaron sobre los delincuentes más buscados en la entidad.

Ahí apareció Johnny Hurtado Olascoaga, acompañado de su hermano “El Fresa”. Versiones extraoficiales señalan que tras su detención, autoridades dejaron ir a “El Pez”.

Otra versión que rodea la figura de Johnny es que falleció en un enfrentamiento con la Marina, en el poblado de San Vicente Tlalchapa, Guerrero.

Los rumores señalaban que el líder de La Familia Michoacana había sido gravemente herido durante el tiroteo con los marinos y no fue atendido por un médico a tiempo, lo que le provocó la muerte tres días después del enfrentamiento.

Medios locales informaron que a la tierra natal del narcotraficante habían llegado “personas con flores”, esto pese a que autoridades reportaron que no habían hallado rastro alguno de dicho velorio, por lo que aseguran que sigue vivo y prófugo.
Advertisement

 

Start typing and press Enter to search