ENTRADAS RECIENTES

Así es la "nueva" arma letal favorita de los narcos que las Fuerzas Armadas no pueden utilizar





Este fusil no puede ser utilizado por elementos de las Fuerzas Armadas porque estarían cometiendo un crimen de guerra.

En los últimos años ha aparecido una "nueva" arma de alto poder dentro del arsenal de las organizaciones criminales: el Barret calibre .50.

Esta arma es fabricada por la empresa estadunidense Barrett Firearms Company, la cual califica al fusil como todo un "ícono estadounidense".

En su página de internet detalla que la Barrett calibre .50 es el inicio del legado de la compañía. Barrett Firearms Company

Este fusil es el primer rifle calibre 50 semiautomático con disparo en el hombro.

"Ha sido probado en combate en todos los entornos, desde las montañas cubiertas de nieve hasta los desiertos desolados y todo lo que se encuentra en el medio", menciona la empresa en su página de internet.

l arma cuenta con armazón que permite darle equilibrio, así como un cargador extraíble que tiene 10 cartuchos.

Además, incluye una mira telescópica con anillo y mirilla de acero.

Pese alrededor de 14 kilogramos y tiene una longitud de 1.44 metros. La bala que dispara mide 13.8 centímetros de largo y un diámetro de 1.27 centímetros.

El disparo del Barrett calibre .50 puede llegar a tener un alcance de hasta 1.5 kilómetros.

El costo de esta arma puede llegar, en Estados Unidos, a los 13 mil dólares.

El poder de disparo, debido a su alcance y tamaño de la munición, es tal que perfora blindajes de tanques de guerra y aviones militares e incluso derriba helicópteros.



La aparición de este tipo de fusiles en manos de narcotraficantes comenzó a partir del fallido operativo "Rápido y Furioso".

Dicho operativo ocurrió entre 2009 y 2010 cuando 2 mil 500 armas fueron vendidas de manera encubierta a miembros del crimen organizado.

Esto con el objetivo de seguirle la pista a las armas y dar con los delincuentes, sin embargo, en algún punto el rastro se perdió.

Los cárteles que lo han utilizado

El caso más reciente de su uso se dio en Tamaulipas el fin semana pasado cuando elementos de la Secretaría de Marina (Semar) fueron emboscados por miembros del Cártel del Noreste.

En ese hecho y dos más ocurridos también en tierras tamaulipecas dejó un saldo de 12 personas muertas y 20 heridos.

"Sucedió con un fusil Barrett, que hasta derriba aviones, y que, por supuesto, perforó de lado el blindaje de los vehículos navales", dijo el asesor de la Marina, Juan Velásquez.

Según Juan Velásquez, "los militares no pueden utilizar armas, que ellos (los criminales) sí, como fusiles Barrett, granadas, etcétera, porque los militares estarían cometiendo crímenes de guerra. No pueden atacar con bazucas, con alto poder de fuego".

Anteriormente, en 2016, cuando Joaquín Guzmán Loera, "El Chapo", fue detenido le incautaron precisamente un fusil Barrett calibre .50.

Ese mismo año, pero en septiembre, en Michoacán, un helicóptero de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) fue derribado con una Barrett calibre .50.

El cártel responsable sería el de los Caballeros Templarios, pues cuando0 fue atacado perseguían a Ignacio Andrade Rentería "El Cenizo", jefe de sicarios de la organización criminal.


Días después, militares decomisaron una aeronave Cessna en Mexicali, Baja California, la cual tenía cuatro rifles AK-47 y un fusil Barrett calibre .50.

Los detenidos, cinco criminales, aseguraron que se reunirían con hijos de "El Chapo".

Ya sea por violaciones al debido proceso o por presuntos vínculos c
Advertisement
BERIKAN KOMENTAR ()