EL "PILOTO" ARELLANO NUEVO CABECILLA del CARTEL de los ARELLANO FELIX.

- 7:02:00


La Agencia de Investigación Criminal de la PGR investiga a Los Benjamines, uno de 26, otro de 19 años y uno más de edad indeterminada, hijos del mayor y el menor de los hermanos Arellano Félix. Con ello, los investigadores federales buscan identificar a “El Piloto”, a quien se ubica como cabecilla actual de la célula del Cártel Arellano Félix que opera el trasiego de droga en Baja California.

Por lo menos una célula de esta mafia fue ligada este mes a delitos de secuestro y extorsión: CAF, de regreso al secuestro y “cobro de piso”
Se dice que son tres los nuevos Arellano visibles.
Detenido Fernando Sánchez Arellano en 2014, la dinastía criminal del cártel había estado menguada. Hasta ahora.

Investigadores de la Procuraduría General de la República (PGR) han compartido información, incluso con autoridades de Estados Unidos, sobre la identificación de tres hijos de los hermanos Arellano Félix, sobre quienes se investiga su participación en el cártel.
De acuerdo a los nombres proporcionados por  investigadores mexicanos, se trata de Fabián Arellano Corona, Benjamín Francisco Arellano Serrano y Javier Benjamín Briseño Arellano.

Además, conforme a  la misma información federal, los señalados son hijos de Benjamín Arellano Felix y de Francisco Javier Arellano Félix, ambos detenidos, el primero en 2002, el segundo en 2006, y presos los dos en Estados Unidos.
En coordinación con oficiales de la Unión Americana, los investigadores federales han llegado a determinar que los hijos de los Arellano Félix, son nacidos en aquella nación y mantienen residencia de manera legal.

Foto: Cortesía
Aun cuando no existen órdenes de aprehensión contra los descendientes, estos y sus familias, madres, tíos e incluso hermanos, aparecen en organigramas delictivos elaborados por un grupo de coordinación binacional en el que confluyen elementos del Ejército, la Armada, PGR, Policía Federal, Agencia Antinarcóticos de Estados Unidos (DEA, por sus siglas en inglés), entre otros. 

A diferencia de lo sucedido con la familia de Joaquín “El Chapo” Guzmán Loera, exhibida por el gobierno de Estados Unidos y algunos de los hijos aprehendidos en México o allende la frontera, el clan Arellano Félix había permanecido en la oscuridad, hasta el reporte que hace unos meses compartieron las agencias investigadoras mexicanas y norteamericanas.
En Baja California, investigadores del Estado habían ubicado al de nombre Fabián como el apodado “El Piloto”, pero ahora investigan a los tres mencionados para determinar el nivel de participación de los mismos, y la jerarquía en la familia y la organización criminal, pues “El Piloto”, han asegurado durante los últimos tres años, está ubicado como el líder moral y financiero del Cártel Arellano Félix (CAF). 


DE REGRESO AL SECUESTRO

Jefes de células mafiosas lo informaron extraoficialmente al Grupo Coordinación a través de infiltrados: sostuvieron una reunión a finales de enero de 2018, y acordaron “enfriar la plaza”. Eso significaba no más afectaciones a “gente ajena” al tráfico de droga.
Pero no cumplieron

A pesar de la ausencia de denuncias oficiales, al interior del consejo de seguridad reconocen un repunte en “extorsiones y secuestros” en Tijuana.

Las privaciones de la libertad y el “cobro de piso” cometidos contra comerciantes fue la forma fácil que algunas células del CAF usaron entre 2006-2010 para capitalizarse o recapitalizarse, cuando sus finanzas se vieron afectadas por pugnas internas, homicidios, delaciones y decomisos. Información reciente aún en investigación, indica que regresaron a esas prácticas.

Uno de los investigadores locales refirió a ZETA: “Pareciera que encontraron la lista (de objetivos) de ‘El Teo ´-Eduardo García Simental, detenido en enero de 2010-  o la lista del CAF, y la están explotando, porque gente que antes fue secuestrada o que cometió el error de acordar con los criminales y pagar protección, está recibiendo llamadas.

“En algunos de los casos están secuestrando a ex lavadólares, gente que antes operó con el CAF, pero ahorita ya están con sus negocios establecidos”, expuso otro investigador, “el asunto es que (las víctimas) no están denunciando, y están pagando de manera inmediata”. Y efectivamente, dijeron conocer de casos donde propietarios de pequeños negocios han pagado hasta millón y medio de pesos para ser liberados de un secuestro.

Otro detalle que retorna a los tijuanenses a épocas de terror, es la presencia de un grupo de hombres ataviados con pantalón de vestir y camisas con logotipos de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE). Llegan a  bordo de una Ram blanca con estrobos, aseguran que van en operativo y roban, extorsionan e incluso han asesinado.

El caso más reciente fue el de Gerardo Gutiérrez Pereida, empleado de intendencia del Ayuntamiento de Tijuana privado de la libertad la noche del 3 de marzo en su casa en la delegación Playas. Testigos refirieron que se lo llevaron fueron agentes ministeriales que lo iban a detener, el muchacho se fue tranquilo con ellos, y los supuestos oficiales le dijeron a la familia que fueran por él “a la Zona Río”.

Sin embargo, su cuerpo desmembrado fue localizado horas después, la madrugada del 4 de marzo en la delegación Sánchez Taboada; el cadáver estaba acompañado de una pequeña cartulina blanca con la leyenda “Esto les pasará a todos los ministeriales pinche bola de rateros”.

Al interior del Grupo Coordinación levantaron una “alerta” ante el evidente retorno de las células del crimen organizado en el secuestro, a partir del delito cometido contra un comerciante, miembro de una familia propietaria de una cadena de restaurantes-fruterías, a quien secuestraron el 23 de enero y lo rescataron el día 28.

Mientras lo mantuvieron secuestrado, los delincuentes contactaron por teléfono a la víctima con el “jefe” de la célula, quien se identificó como “El Padrino”; las primeras indagatorias revelan que este sujeto forma parte de la mafia del CAF, y que su alias conocido hasta el momento había sido “El Kado”.

De acuerdo al organigrama en poder del Grupo Coordinación, existen dos hombres con ese apodo, y a ambos los identifican con el mismo nombre, pero diferentes edades. Se trata de Héctor Manuel Gil García, al mayor lo ubican como pariente de los hermanos García Simental -escindido del CAF en entre 2006 y 2010-, pero fiel al cártel y servidor de Luis Escudero, Isaac Ripa y Roberto Parnás, junior cuyos nombres se dieron a conocer en 2008 – en ese año se informó que Gil García tenía entre 18 y 20 años-, y se convirtió en operador directo de Fernando Sánchez Arellano “El Ingeniero”, detenido junio de 2014.
Ocho años después, el 10 de agosto de 2016, la Policía Estatal Preventiva (PEP) anunció la captura de un miembro del CAF: Héctor Manuel Gil García, de 19 años, y lo presentaron como “El Kadito”; llevaba consigo una pistola calibre 9 milímetros y 4 mil dólares. 
ARELLANOS JUNIOR

“El Piloto” como alias del líder del CAF es un apodo que se conoció en 2014, meses después de la captura del sobrino de los Arellano, Fernando Sánchez Arellano “El Ingeniero”. Han pasado casi cuatro años y las autoridades no han podido ponerle cara y nombre.

Desde el inicio han asegurado que se trata de otro de los sobrinos, ha habido momentos en que han aplicado el mismo apodo a algunos de los lugartenientes del CAF, como ha sido el caso de José Luis Escudero Escandón.

Para dar seguimiento a la indefinición, en su reciente trabajo de análisis de la criminalidad en Baja California, la  Agencia de Investigación Criminal (AIC) de la PGR estableció un organigrama de los herederos de la familia Arellano, ubicando a detalle a  todos los hijos, hombres y mujeres, pero solo de Ramón, Benjamín y Francisco Javier Arellano Félix.
De Ramón, Paulina, de 29 años; de Benjamín, Benjamín Francisco, Fabián, Alicia y Ruth, de 28 y 31 años; de Francisco Javier, Javier Benjamín, Cinthia y Lizbeth, de 24 y 23 años.
En algunos casos, los hijos de los hermanos Arellano Félix han logrado cambiar sus apellidos, particularmente el Arellano, quedándose ya sea con los de la madre u otros distintos.

En el caso de las muchachas, autoridades de Estados Unidos y de México las consideran fuera de las actividades delictivas del clan.  Prácticamente todos los descendientes Arellano identificados por el grupo binacional de investigación criminal, son nacidos en Estados Unidos, por tanto, residentes legales de aquel país.
De acuerdo al organigrama de la AIC, la identidad del “Piloto” está en tres posibilidades:
* Benjamín Francisco, el hijo de 26 años de Benjamín Arellano
* Javier Benjamín, el joven vástago del “Tigrillo”, de apenas 19 años
* Fabián Arellano Corona, hijo de Benjamín Arellano.

LOS PILOTOS

Por debajo de la familia, investigadores federales contemplan una serie de personajes que están siendo investigados para analizar la posibilidad de establecer expedientes sólidos para fincarles cargos, porque como se le reclamó al ex secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, ninguno cuenta con orden de aprehensión.
Son tres personajes a la cabeza, sin embargo, solo cuentan con imagen de uno.
JOSÉ MESIEN. Lo ubican como operador y cuñado de “El Ingeniero”.
CRESCENCIO MURILLO BELTRÁN. “El Chencho” es de los “viejos” que hacían ronda con los hermanos Arellano, primo de Manuel Arturo Villarreal Heredia “El Nalgón” (detenido en 2006, preso en Estados Unidos) y Armando Villarreal Heredia (detenido en 2011, preso en Estados Unidos), integrante del Cártel de Sinaloa en el ala de Ismael “El Mayo” Zambada en los años 80, a quienes traicionó y se afilió al CAF en los 90, donde se ha mantenido obteniendo grandes ganancias con el trasiego de droga a Estados Unidos; uno de los principales promotores de la alanza del CAF con Rubén Oseguera Cervantes “El Mencho” y su Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG).

Como operador de  “El Chencho”, las autoridades contemplan a Cristian Alejandro Villegas “El Quesero”.

JOSÉ LUIS ESCUDERO ESCANDÓN. “El Quieto” y/o, “El Pelus”, tiene una propiedad de 300 metros cuadrados que le costó 3.8 millones de pesos en Lomas de Agua Caliente en Tijuana. Inició como empleado delictivo de  Jorge Alberto Briseño López “El Cholo”, cuñado del “Tigrillo”, quien estaba casado con su hermana Cinthya. En tiempos del “Ingeniero” terminó a la cabeza de un grupo de jóvenes también identificados por las autoridades como parte de Los Pilotos. Estos son:
Isaac Ripa Bárcenas. “Parri” y/o “Luis”, con una propiedad de 200 metros cuadrados en el fraccionamiento Chapultepec, valuada en 2.7 millones de pesos; con el resto de su familia vendieron varios terrenos en Hacienda Vista del Mar a una inmobiliaria.
Roberto Parnás. A su vez, iniciaron en las operaciones criminales con Carlos Garmiño González “El Karateca”, lugarteniente identificado del CAF capturado y liberado 2016, y con…
Pablo Edwin Huerta Nuño. Eduardo López Navarro “El Flaco”. En 2016, Héctor Manuel Gil García “El Kadito” informó a las autoridades que Huerta era cuñado de Escudero Escandón y encargado de manejar el dinero de la venta de droga para “El Karateca”.

Óscar Adán Rodríguez Guevara. “El Güero Chihuahua”, propietario de varios negocios de servicios establecidos, lo identifican con la línea de otro integrante del CAF de la vieja guardia, José Manuel Núñez López “Don Balas” (detenido en 2008 y liberado en 2011), quien no aparece en el nuevo listado de la PGR. Rodríguez ha sido aprehendido y liberado en múltiples ocasiones, la más reciente en agosto de 2017, previamente en 2004 y en 2008 en compañía de Núñez. Aseguran encabeza un grupo de sicarios al que nombran Los Omega.

Mario Rodríguez “El Compa”. De acuerdo a un informe presentado por la PGR en 2008, este hombre ya estaba integrado al CAF como parte de los operativos criminales, se trataba de un listado que contenía otros 194 nombres y 107 alias de personas denunciadas como parte del cártel en mención.

Jesús Edgar Ruiz Domínguez. Conocido como “El Chore”, sin mayores datos.
Pedro Quintero Velázquez. “El Jaguar”, un mexicoamericano que utiliza San Luis Río Colorado, Sonora, como zona de seguridad, dueño de varios inmuebles en Rosarito, detenido y liberado en  septiembre de 2012 y agosto de 2013. Emplea criminalmente a  Los Sureños y Paisas y recluta deportados. Libró dos intentos de homicidio.

Luis Medina García. Tanto su nombre como su apodo, “Focu”, aparecen por separado en un operativo realizado en abril de 2012, cuando policías municipales rescataron a un secuestrado y aseguraron 5 mil dosis de cristal en un domicilio del fraccionamiento Mariano Matamoros; los oficiales informaron que detuvieron a varios hombres, entre ellos Luis Enrique García Medina, de 44 años y Juan José Castillo Guzmán “El Focu”. Autoridades locales identifican a este personaje como Luis Fernando Meza García y definen la delegación de Playas como su zona de influencia.

Filiberto Parra Ramos “La Perra”. Sicario que escindió del CAF y formó parte de la célula del “Teo” García Simental, lo aprehendieron en junio de 2009, acusado de homicidio y delincuencia organizada; fue liberado en 2017 y es actualmente es ubicado por las autoridades en la delegación San Antonio de los Buenos en Tijuana. 

TAMBIÉN LOS EX POLICÍAS…

Fausto Estrada Nides.  Ex  ministerial señalado por el Grupo Coordinación como parte de la estructura del CAF y del comando negro que lo sirvió; apodado “El Karateca”, en  diciembre de 2015 fue víctima de un atentado homicida perpetrado por Daniel Montes, quien aseguró pertenecer también al CAF y haber recibido mil 600 dólares por el trabajo.

Enrique Jorquera Guerrero. “Jorquera”, ex ministerial enlace de la mafia con elementos corruptos de la fiscalía.

Próspero Medina Avilés. También ex ministerial, vieja guardia con antecedentes por  abuso de autoridad, detenido y liberado en 2006, tras un ataque armado contra policías municipales. Le apodan “El Pablito”.

Juan Lorenzo Vargas. “El Chan”, ex ministerial desde 2006,  ligado a José Manuel Núñez López “Don Balas”; “El Teo” lo mandó matar en diciembre de 2009 y en los hechos ejecutaron a dos sobrinos de Vargas. Lo detuvieron en octubre de 2013 por posesión de armas y quedó libre en agosto de 2014.

Arturo Cosme Espinoza. Detenido, acusado, procesado y liberado por delincuencia organizada. El yonke donde Nides  fue baleado en diciembre de 2015, es de su propiedad, mientras que el ex policía ministerial Gilberto Méndez Moncada, su empleado, fue asesinado el mismo mes. La versión fue que “Los Cosme andaban levantando a narcos de los cárteles Arellano y Sinaloa para cobrar rescates”

Mario Alberto herrera Sánchez “Los Herrera”, ex policía municipal de Rosarito, señalado de participar en el fallido intento de homicidio del entonces director de Policía de ese municipio, Jorge Eduardo Montero Álvarez (diciembre de 2007). No fue detenido por ese delito, pero se le capturó en compañía de otros hombres en abril de 2010, por posesión de armas y droga. 

UN TERCER NIVEL
Por último, en su informe los investigadores de la PGR contemplan a los descendientes de Luis Roberto Toscano “El Mono”, encargado de controlar la Zona Norte para “El Ingeniero” hasta abril de 2015, cuando fue asesinado; a la cabeza, un joven al que identifican como su hijo, de nombre Luis Roberto Toscano Torres “El Monito”.

Por debajo de él, sus tíos y algunos parientes de tercer nivel: Roberto Carlos Toscano Rodríguez, Ladislao Antonio Toscano Rodríguez, Marcos Rafael Toscano Rodríguez, Eduardo Alfonso Bastidas Velázquez, Miguel Alberto Duarte Martínez y Manuel Alberto Vázquez Uzeta.
Advertisement

 

Start typing and press Enter to search