Loading...

El organigrama de líder del CJNG en Tijuana va PGR tras sicarios

Elementos de la Agencia de Investigación Criminal investigan a miembros de los cárteles de Baja California, su análisis de las fuerza...

A+ A-


Elementos de la Agencia de Investigación Criminal investigan a miembros de los cárteles de Baja California, su análisis de las fuerzas federales ubica como líder de Jalisco a Manuel Morales “El Gallero” y coloca en el organigrama delictivo a Alejandro Estrada Bañuelos, quien les proporciona servicios legales. Investigaciones de inteligencia les revelaron la incursión de criminales del cártel de Los Zetas en la entidad

Desde enero de 2017 la Secretaría de Gobernación consideró a Mexicali y particularmente a Tijuana, para ser atendidos dentro del programa “50 Municipios de Atención Prioritaria”, proyecto que no ha rendido frutos en la entidad. Sin embargo, el aumento de homicidios se revisó en la Federación a través de una Mesa Jurídico Operativa y, como resultado personal de la Agencia de Investigación Criminal (AIC), fue asignado en Baja California.

Investigadores de la Procuraduría General de la República (PGR) realizaron un análisis de la actividad criminal, reconociendo a través de las áreas de inteligencia la presencia de una serie de traficantes y homicidas que no tienen órdenes de aprehensión, pero que después de varios años delinquiendo y de estar en los expedientes del Grupo Coordinación, finalmente se convirtieron en objetivos de investigación para las autoridades federales.

La atención de los agentes de la AIC de la PGR está concentrada en Tijuana por dos razones:

Hasta 2017 estaba ubicado como el tercer municipio más violento del país.

Los asesinatos en Tijuana impactan de manera relevante en la incidencia nacional.

También existe el informe de la Secretaria de Marina, el cual reporta el incremento del tráfico de cocaína por la ruta del Pacífico, que mueve el enervante de Chile, Ecuador, Colombia y Panamá por las costas de Chiapas, Oaxaca, Guerrero, hasta el puerto de Manzanillo, para de ahí ser trasladado a La Paz, Los Cabos y Tijuana. En 2015 decomisaron 1.9 toneladas; al año siguiente, 12.7 toneladas; y en 2017, el secretario Vidal Francisco Soberón informó que seguía repuntando.

El análisis de la PGR contiene información manejada desde 2016 por el Grupo Coordinación. Refiere una pugna entre tres grupos del Cártel del Pacífico (Sinaloa), contra un disminuido Cártel Arellano Félix (CAF) y un Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) que se está fortaleciendo y al que los delincuentes pretenden nombrar Cártel Tijuana.

Lo novedoso en el análisis es que, de acuerdo a los reportes de inteligencia logrados a finales de 2017, delincuentes del cártel de Los Zetas se estarían integrando a la pugna territorial de Tijuana y Tecate en Baja California.

Según los informes, Alfonso Lira Sotelo “El Atlante” – líder de célula-, apresado en 2014 y liberado gracias a un amparo en noviembre de 2017, regresó a Tijuana a tratar de ganar territorio para sus actividades delictivas y enganchar a delincuentes de células delictivas locales; ahora está reclutando sicarios de Los Zetas en otros estados para los ajustes de cuentas. Sin embargo, las autoridades aún o han recabado suficiente información al respecto.

Los “Atlantes” en reintegración son contemplados como rivales naturales del CJNG, considerado en la actualidad como el más violento, dado su plan de expansión, por lo que su restructuración merece la principal atención a los agente federales, quienes el 29 de enero tuvieron lo que definen como “un enfrentamiento” con una fracción del CAF aliado a Jalisco.

Iniciaron un expediente en el que acusaban que un grupo de hombres bajo el mando y tratando de proteger a Pablo Edwin Huerta Nuño “El Flaquito”, habían secuestrado a uno de los agentes de la AIC, sin embargo, un juez desestimó el caso por falta de evidencia.

PGR: LA RESTRUCTURACIÓN DEL CJNG

Baja California dejó de ser zona de paso para el CJNG -surgido en 2011- bajo el liderazgo criminal de Nemesio Oseguera Cervantes “El Mencho” en 2014. Ese año entró de lleno a Tijuana, asociándose con operadores del CAF y algunos mandos medios de Sinaloa.

En octubre de 2015, la Comisión Nacional de Seguridad de México confirmó la preponderancia del cártel en la zona, al informar que el CJNG era el dueño del narcotúnel localizado el día 21 de ese mes en la colonia Garita de Otay, y de las diez toneladas de marihuana incautadas. El mismo año, la Administración para el Control de Drogas de Estados Unidos (DEA, por sus siglas en inglés) reconoció en un informe la presencia de la mencionada mafia en las ciudades de San Ysidro, San Diego, Riverside, Orange, Bakersfield, Sacramento y Los Ángeles, California.

Arturo Giovanni Gómez Herrera “El Gross” – ex miembro de Sinaloa- y Juan José Pérez Vargas “El JP” o “El Piolín” -ex delincuente del CAF- se convirtieron en los principales operadores, las caras más visibles y quienes ordenaban los homicidios. A Gómez Herrera lo asesinaron el 27 de octubre de 2016 en la colonia Independencia, y a Pérez Vargas lo detuvieron el 19 de septiembre de 2017 en el fraccionamiento Chapalita, ambos en Guadalajara, Jalisco.

Actualmente el CJNG tiene presencia criminal en todo Baja California y, de acuerdo al análisis de las autoridades federales, actualmente lo encabezan en la región:

Héctor Manuel Morales Guzmán “El Gallero”. Compadre de Oseguera Cervantes, su único antecedente delictivo data de 2012 por posesión de armas en la colonia Sánchez Taboada en Tijuana, actual sede del poder delictivo del CJNG. Cuatro hombres se encuentran bajo su mando:

* Jesús Rafael Yocupicio “El Cabezón”. Ex miembro del Cártel de Sinaloa, ostenta mando criminal desde 2015, es el distribuidor mayorista de la droga del cártel que se reparte en la entidad y responsable del trasiego a Estados Unidos; el sonorense fue detenido en diciembre de 2015 en posesión de un kilo 800 gramos de cristal, pero lo ligaron con el Cártel de Sinaloa. Como sus operadores enlistan a tres hombres: Ángel Alfredo Beltrán Flores “El Compadre”, Adán Castillo Hernández “El Chore” –ex líder de célula con Sinaloa pero las autoridades federales no le definen liderazgo en el CJNG- y Ángel Cuauhtémoc Aranda Villalobos “El Tatema”.


* Jesús Alfonso Trapero Ibarra “Torrentegui Ramos”. Ex policía municipal, ex integrante del CAF y ex perteneciente a la célula del “Atlante”, con dos capturas por posesión de auto robado; principal operador del CJNG en Tecate, seguido de Javier López Ríos “Tito Torbellino”, sicario, secuestrador y extorsionador; Carlos Dionisio Santiago Romero “El Pelón”, detenido en enero de 2016 en fraccionamiento Real de San Francisco en Tijuana con 301 envoltorios de cristal; y Francisco Adán Pulido Mendoza “La Tigresa”.

* Alejandro Estrada Bañuelos “El Lic del Diablo”. Abogado con despacho jurídico, ha sido incluido por primera vez en un reporte de manera formal como parte de la estructura del cártel. Sus menciones extraoficiales como defensor de esta mafia datan del 29 de febrero de 2016, cuando su hermano José Manuel Estrada -que hacía las veces de escolta- y el policía comercial Rodolfo Gersais Vélez López, contratado para cuidarlo, fueron asesinados a balazos en el estacionamiento de la Torre Cosmopolitan donde esperaban al abogado. También lo tienen registrado como defensor de los delincuentes del grupos de José Soto “El Tigre”. 

No existe orden de aprehensión en contra, y el análisis de las autoridades federales no incluye la existencia de subordinados delictivos en su caso.

* “El Padrino”. Un hombre del que no tienen foto ni nombre, solo identifican a sus secuaces: José Miguel Castro Peña “El Gordo” y José Ángel Portillo Portillo.

En un tercer nivel criminal, investigadores federales ubicaron a hombres que salieron a relucir oficialmente desde mayo de 2017 tras el asesinato -víctima colateral- de la niña de 5 años Ashley Castorena, y la captura de uno de sus homicidas, Cristian Rangel Guillén “El Dicho”, quien ofreció información de su grupo delictivo, de los competidores y la pugna:

– Edgar Alejandro Herrera Pardo “El Zame”, “El Caimán”, alias Sergio Alberto Morelos Mejía.

– Erick Samuel Deraz González “El Canesten”, alias Francisco Adrián Sánchez Ríos, Rodibel Ortega Velázquez, Marvin Alfredo Piri Cruz.

– Carlos Felipe Cárdenas González “El Pimpón”, alias Juan Carlos Aguilar Campos, Daniel Morales Valenzuela.

– Israel Alejandro Vázquez Vázquez “El 50”, “El Goofy”, “El Primo”.

– Reynaldo Solano Cortez “El Cabo”.

– José Alberto Fajardo Meza “El Fajo”.

LA PRESENCIA DEL CJNG Y EL INCREMENTO DE HOMICIDIOS

La investigación de la actividad criminal de estos hombres por parte de autoridades federales, se fundamenta en el impacto que tienen en la estadística de homicidios que de acuerdo a cifras oficiales publicadas por la Secretaria de Seguridad Pública, muestran el incremento de ejecuciones en Tijuana a partir de los 465 homicidios dolosos en 2014- primer año de presencia permanente del CJNG en Tijuana- , hasta las 674 muertes violentas en 2015, que aumentaron a 979 en 2016 y alcanzaron los mil 780 homicidios en 2017.

Peor aún, los dos meses transcurridos de 2018 no muestran mejoría con 189 asesinatos violentos registrados en enero, muy por encima de los 103 cometidos en enero de 2017 o los 74 perpetrados en el mismo mes de 2016.


De hecho, este mes, a las ocho de la mañana de ayer jueves 22, se acumulaban los expedientes de 120 víctimas de ejecuciones para sumar 392 asesinatos en los que va del año, lo cual se traduce en un promedio de ocho homicidios diarios solo en Tijuana.

En la semana que concluye, el día más violento fue el lunes 19, cuando diez personas fueron privadas de la vida en distintas zonas. En los últimos siete días el panorama de las ejecuciones ha tenido de todo: víctimas calcinadas, desmembradas, un triple homicidio, la ejecución de una pareja y el hallazgo de un cráneo humano. No faltó el narcomensaje, esta vez en contra de policías:

“Ahí ta tu gente PALOMINO y Scarface par de policías corruptos que torturan a la gente y la entregan al cártel de Sinaloa ya te tenemos ubicado par de putos, ATT EL DUEÑO DE LA PLAZA”

DE LA PUGNA Y LA DISTRIBUCIÓN TERRITORIAL

De acuerdo al mapeo de las fuerzas federales, la distribución criminal del territorio de Tijuana es como sigue:

CJNG. Con operatividad en las zonas Centro, Sur, Este y Noroeste de Tijuana. Prevalecen en la administración criminal en las delegaciones Sánchez Taboada y Camino Verde.

* A pesar de tener la mayoría del control delictivo en Los Pinos, sostienen constantes enfrentamientos con operadores de “Los” Uriarte” (Sinaloa).

* En la delegación La Presa y Presa Rural mantienen disputa con “Los Aquiles” (Sinaloa).

* En San Antonio de los Buenos tienen enfrentamientos con la célula de José Antonio Soto Gastélum “El Tigre” (Sinaloa).

Los Uriarte. De los hermanos Luis y Javier Mendoza Uriarte, en el Centro, Sur y Sureste del municipio, de manera preponderante en Camino Verde, El Florido, Altiplano, todo lo que abarca el Corredor 2000 y El Pípila.

Los Aquiles. A cargo de René y Alfonso Arzate, con control de la franja fronteriza de Otay a la colonia Libertad; presencia en el Norte, Noreste, Centro y Sureste de Tijuana, con dominio en las colonias Aeropuerto, Lomas Taurinas y Villafontana.

Los Tigres. Encabezado por José Soto, asentado en Centro, Norte y Suroeste de la ciudad, con dominio en Santa Fe, La Gloria, La Joya, Obrera y El Tecolote.

Como subgrupos o células tiene identificada la operatividad de:

Los Huichos y Los Panchos. Grupo emanado de “Los Teos”, que en Tijuana son representados por “Los Uriarte” y con operatividad en Rosarito.

Los Chamulas y Los Pelones. Operan en Zona Centro de Tijuana.

Los Sureños. Tienen presencia en tramos carretero de Tijuana-Rosarito, por la costera.

Pese al reconocimiento del problema y la identificación de los delincuentes, siguen sin emitirse órdenes de aprehensión.
Loading...

Related

Titulares 7989482665028635317

Publicar un comentario

emo-but-icon

google-site-verification: googleca6b8264058573e8.html

mas visto de la semana

Side Ads

Text Widget

Connect Us

item