Cae otro involucrado en emboscada a militares en Culiacán...era jefe de célula del cártel de Los Chapitos, dicen los federales

- 14:39:00
Loading...


Cae otro involucrado en emboscada a militares en Culiacán...era jefe de célula del cártel de Los Chapitos, dicen los federales

En 10 días el Ejército localizó a dos presuntos responsables de la emboscada que dejó un saldo de cinco soldados muertos y 10 lesionados.

Desde el 30 de septiembre de 2016, cuando ocurrió la agresión, han sido detenidos cinco presuntos involucrados, de los cuales uno se fugó y fue muerto en un tiroteo.

El lunes pasado, durante un enfrentamiento murieron Luis Alfonso Murillo Acosta, el Güero Ranas (vinculado con la masacre) y Víctor Jaciel Mendívil, apodado El Muchacho de los Converse.

Durante la operación fueron detenidas tres personas: Cintya N R, quien resultó herida, Jesús A R y Arturo N M. Todos fueron puestos a disposición del Ministerio Público Federal.

Días antes, el 16 de febrero, capturaron a Luis Gabriel Valenzuela Valenzuela y/o Juan Grimaldi Paredes, también involucrado en la emboscada.

Por la agresión a los militares ya habían detenido a Jorge Alberto Salas Gastélum, alias el Furcio o el 90; Jesús René Rodríguez Dueñas, el Rino; y a Francisco Javier Rosales Zazueta, Pancho Chimal, quien se fugó del penal de Aguaruto en marzo de 2017 y semanas después murió en un enfrentamiento con fuerzas federales.

Al Güero Ranas lo señalan como coordinador de una de las células que participó en la emboscada. Según fuentes federales, estaba a cargo de hasta 20 hombres cuando realizaba tareas de seguridad para los hijos de Joaquín Guzmán Loera, Los Chapitos.

Además lo ubicaban como líder de un grupo que se dedica al robo y venta de combustible y que opera en la zona norte de la ciudad.

Presuntamente, el Güero Ranas fue escolta de Iván Archivaldo Guzmán Salazar.
Según la versión oficial de la Procuraduría General de la República (PGR), agentes federales pretendían cumplimentar una orden de cateo en un domicilio y al llegar fueron atacados a balazos por lo que se inició un tiroteo.

Familiares del Güero Ranas dijeron que la noche del lunes 26, elementos militares llegaron a la vivienda donde se encontraba la esposa e ingresaron de manera violenta forzando las chapas.

La esposa y sus dos hijos fueron retenidos en el interior, mientras registraban la casa.

Momentos después, indicaron, fue cuando se registró el enfrentamiento en las calles de la colonia Loma de Rodriguera.

Según vecinos del sector, fueron elementos de la Secretaría de Marina los que persiguieron al Güero Ranas y a sus acompañantes a bordo de una camioneta BMW.

De acuerdo con los testigos, los Marinos dispararon contra la camioneta BMW por un tramo de la calle Séptima Sur.

También te puede interesar: La muerte brusca del ‘Güero Ranas’  goo.gl/GsQQGr

En el intento de huir, el conductor del vehículo tomó la calle Las Flores y se impactó contra un árbol y según vecinos ahí hubo un tiroteo que duró varios minutos.

El Güero Ranas y el Primo quedaron muertos con impactos de bala en los asientos delanteros, mientras que los dos hombres y la mujer que viajaban en el asiento trasero fueron detenidos.

La mujer y uno de los hombres fueron llevados a un hospital, debido a que resultaron lesionados.

Testigos dijeron que minutos después de que terminó el enfrentamiento, al lugar llegaron elementos del Ejército y se retiraron los agentes de la Marina que iban en vehículos oficiales y civiles.

La persecución fue alrededor de las 0:40 horas del martes, pero los cadáveres fueron retirados del lugar hasta las 17:00 horas.

Durante todo el martes el personal del Ejército mantuvo cercado el sector y a las personas que viven en la cuadra donde ocurrió el tiroteo no les permitieron salir de sus viviendas.

Fuentes federales informaron a Ríodoce que el 27 de diciembre pasado, elementos de la Marina realizaron una operación en uno de los domicilios de Luis Alfonso Murillo pero que escapó.

Dos semanas antes de que abatieran al Güero Ranas, el Ejército detuvo a Luis Gabriel Valenzuela Valenzuela y/o Julián Grimaldi Paredes, también involucrado en la emboscada de 2016.

Según los militares, Grimaldi Paredes es operador financiero del Cártel de Sinaloa y es propietario de ranchos, asegurados en octubre de 2016 en la comunidad de Paredones, donde localizaron armas, droga, cartuchos, vehículos y animales exóticos.

La captura ocurrió durante una fiesta celebrada en el fraccionamiento Colinas de la Ribera en esta ciudad.

Junto con él detuvieron a otro cinco presuntos delincuentes en posesión de armas y drogas.

La detención se registró alrededor de las 3:00 horas del viernes y los invitados permanecieron retenidos en el lugar hasta después de las 17:30 horas.

Las capturas de los presuntos responsables de la emboscada empezaron en febrero de 2017.

El primer detenido fue Pancho Chimal, arrestado en una vivienda ubicada en el fraccionamiento Acueducto.

Según la PGR, fue responsable de ordenar y coordinar la emboscada para rescatar a Julio Óscar Ortiz, el Kevin.

Rosales Zazueta era líder del grupo Los Chimallis.

El sicario se fugó del Centro Penitenciario Aguaruto un mes después junto con Juan José Esparragoza Monzón, hijo de Juan José Esparragoza Moreno, el Azul; y otros tres operadores del Cártel de Sinaloa.

En abril, el Chimal murió en un enfrentamiento con elementos de la Secretaría de Marina.

La PGR también involucró en la masacre a Jorge Alberto Santos Gastélum, el Furcio o el 90, detenido en julio del año pasado en Tijuana.

El Furcio supuestamente apoyó con personal y vehículos al grupo de Pancho Chimal.

El supuesto delincuente es considerado responsable del trasiego de heroína, cocaína y “cristal”, en la ruta Culiacán-Tijuana- Los Ángeles, California.

Otro implicado es Jesús René Rodríguez Dueñas, alías el Rino, ex agente de la Secretaría de Seguridad Pública y Tránsito Municipal de Culiacán.

El Rino, detenido en junio del año pasado, según la PGR, apoyó con vehículos durante la emboscada

Rodríguez Dueñas era líder de una célula de sicarios que operaba en Culiacán, Navolato y Cosalá, bajo las órdenes de los hijos del Chapo Guzmán.

Según los militares, fueron al menos 30 sicarios los que cometieron la emboscada para rescatar al Kevin, quien había resultado lesionado en un enfrentamiento en Badiraguato y era trasladado a Culiacán para que recibiera atención médica.

El Kevin fue encontrado asesinado en marzo de 2017, en Navolato.
Advertisement

 

Start typing and press Enter to search