PEÑA NIETO le COMPRA a TRUMP "MISILES y TORPEDOS" por VALOR de 100 MILLONES de DOLARES para la lucha contra CÁRTELES

- 7:00:00


El gobierno del presidente Donald Trump aprobó la venta de 23 misiles y seis torpedos al de Enrique Peña Nieto y solicitó al Congreso estadunidense que avale la transacción para que el paquete bélico, con un costo cercano a los 100 millones de dólares, sea enviado a nuestro país de manera inmediata. De acuerdo con el documento estadunidense, al que este semanario tuvo acceso, es la primera vez que México busca adquirir este tipo de armamento. Ambos gobiernos fueron buscados por Proceso, pero no se logró obtener comentarios al respecto.

WASHINGTON.– En un hecho insólito en la historia militar mexicana, Donald Trump aprobó la venta de un paquete bélico solicitado por el gobierno de Enrique Peña Nieto, que incluye misiles tácticos, lanzamisiles y torpedos, entre otro equipo, por un valor de casi 100 millones de dólares.

“México no había comprado nunca estos sistemas. México no tendrá dificultad en absorber en sus fuerzas armadas este equipo, la propuesta de venta de este equipo no altera el balance militar básico en la región”, destaca el documento oficial del gobierno de Trump en el que notifica a su Congreso la aprobación de la venta del equipo militar.

El viernes 5, el Departamento de Estado envió al Capitolio la petición de la certificación de la compra del paquete militar solicitado por el gobierno mexicano.

“El Departamento de Estado tomó la determinación de aprobar la posible venta foránea de equipo militar a México de lanza misiles terrestres de la clase RGM-84L Harpoon Block II, de Misiles Tácticos de la clase Block II Airframe, y de Torpedos Peso Ligero de la clase MK 54 Mod 0; por un costo estimado de 98.4 millones de dólares”, destaca el documento número 17-36, que transmitió el gobierno de Trump al Congreso estadunidense, como requisito para efectuar la transacción a México.

De acuerdo con la historia y antecedentes de la relación bilateral, y entre la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) y el Pentágono, es la primera ocasión en que el gobierno de México pide al de Estados Unidos la venta de misiles. Lo cual queda corroborado en el mismo despacho del Departamento de Estado.
El armamento

El documento oficial del gobierno de Trump –del que Proceso tiene copia– deja claro que fue el viernes 5 cuando la Agencia de Cooperación en Seguridad de Defensa del Departamento de Estado (DSCA) solicitó al Capitolio que certificará la venta del equipo militar requerido por la presidencia de Peña Nieto, bajo la premisa de que ya fue avalado por la Casa Blanca.

“El gobierno de México solicitó la compra de seis (6) Lanza Misiles Terrestres tipo RGM-84L Harpoon Block II, veintitrés (23) Misiles Tácticos tipo Block II Rolling Airframe, y seis (6) Torpedos de Peso Ligero tipo MK 54 Mod 0”, se lee en el texto.

El mismo viernes 5 por la tarde, este semanario buscó infructuosamente a funcionarios del gobierno de Trump para obtener una respuesta a la pregunta de por qué se autorizó la venta de los 23 misiles a México, cuando la única guerra que mantiene el gobierno de Peña Nieto –de la cual se tiene conocimiento público– es contra los cárteles de la droga, entre otras organizaciones del crimen organizado.

El pedido de Peña Nieto al Departamento de Defensa también incluye: “Ocho (8) paquetes de envió y contenedores para almacenamiento de misiles guiados de la clase MK 825 Mod 0, y de la clase Block 2 MK 44 Mod 4. Dos (2) tubos triples para lanzar torpedos tipo MK 32 Surface Vessel, doscientas cincuenta (250) cargas de explosivos de alto calibre y de municiones semiautomáticas clase: AA98 25 milímetros. Setecientas cincuenta (750) cargas de municiones para práctica y rastreo tipo A976 25 milímetros; cuatrocientos ochenta (480) cargas de explosivos de alto poder y de municiones con detonador programable tipo, BA22 57 milímetros. Novecientas sesenta (960) cargas de municiones para práctica de la clase BA23 57 milímetros; contenedores, refacciones y partes para reparación, equipo de apoyo y entrenamiento, publicaciones y documentación técnica, personal y equipo de entrenamiento, contratistas y representantes del gobierno de Estados Unidos para asistencia técnica, servicios de apoyo en ingeniería y logística; instalación de los servicios, herramientas y equipo electrónico asociados al sistema de control para el lanzamiento de torpedos, y otros elementos de logística relacionados al programa de apoyo”.

El procedimiento

La venta del equipo militar a un gobierno extranjero por parte del Departamento de Defensa de Estados Unidos está ajustada a los lineamientos constitucionales. De ahí que se requiera, primero, la aprobación del Departamento de Estado, lo cual ya ocurrió; la del Pentágono, que ya emitió su aval, y, finalmente, la del Congreso federal que tiene la última palabra sobre certificarla o rechazarla.

El intento de Proceso de buscar al Departamento de Estado se sustenta en conocer los argumentos que le presentó el gobierno mexicano para justificar la compra de los misiles y la respuesta del gobierno de Trump al aprobar la transacción.

El mismo viernes también se buscó una reacción del gobierno mexicano. En cuatro ocasiones este semanario llamó a la oficina de prensa de Los Pinos para hablar sobre la compra de los misiles. Sin embargo, tal vez por las vacaciones decembrinas y de fin de año, no contestaron y no se logró obtener algún comentario.

En términos generales, el documento de la DSCA argumenta que la venta del equipo militar a México se aprueba porque “respalda la política exterior y de seguridad nacional de Estados Unidos, al ayudar a mejorar la seguridad de un socio estratégico”.

El jueves 4, el presidente Trump dijo: “México tiene un tremendo problema con el crimen y nosotros queremos mantener fuera de nuestro país a ese mal. Necesitamos garantizar que nuestros oficiales de inmigración finalmente cuenten con los recursos, las herramientas y la autoridad que de manera desesperada necesitan para proteger la vida de los estadunidenses”.

Ese día, al hablar en la Oficina Oval de la Casa Blanca sobre la problemática de México, Trump nunca hizo alguna referencia sobre un respaldo al gobierno de Peña Nieto con equipo militar sofisticado y mucho menos con la venta de 23 misiles.

“Necesitamos una barrera fronteriza física, vamos a tener el muro, recuérdenlo; vamos a tener el muro para mantener fuera a los letales traficantes de drogas, a los traficantes peligrosos y a los violentos cárteles de la droga”, matizó Trump en dicho mensaje ante senadores republicanos
.
Pronta entrega

“México ha sido un aliado fuerte en el combate al crimen organizado y a las organizaciones de traficantes de drogas. La venta de este equipo de sistema militar para barcos bélicos, incrementará de manera significativa y fortalecerá sus capacidades marítimas”, resalta el gobierno estadunidense ante el Congreso.

El Departamento de Estado, a cargo del secretario Rex Tillerson, expone al Capitolio sobre la venta de los misiles: “México pretende usar estos artículos y servicios de defensa para modernizar sus fuerzas armadas y modernizar sus existentes refuerzos marítimos y navales, como parte de los requerimientos y de su empeño por combatir a las organizaciones criminales”.

El gobierno de Trump enfatiza que el equipo militar de balística táctica se utilizará en los buques de guerra tipo Sigma 105514 de la Armada de México.
“Los sistemas fortalecerán las capacidades y la efectividad de defensa en líneas marítimas críticas. La propuesta de venta de estos sistemas y de apoyo mejorará el potencial de alianza de la Semar con navíos regionales existentes”, subraya el gobierno estadunidense.
De ser aprobada por el Capitolio la petición que el Departamento de Estado considera mero trámite, la entrega del equipo militar al gobierno de Peña Nieto se llevaría a cabo de manera expedita.

Los misiles y demás armas que requiere México se encuentran disponibles en las reservas de armamento del Pentágono.

“La implementación de esta propuesta de venta requiere, como condición, visitas anuales a México durante dos años por parte de personal del gobierno de Estados Unidos y de contratistas; estos últimos para realizar revisiones de apoyo y de supervisión”, antepone el Departamento de Estado en su notificación y solicitud.

Como agregado en el documento, el gobierno de Trump explica al Poder Legislativo de su país que la venta del equipo balístico a México no tiene ningún efecto negativo en la capacidad de defensa ni en el arsenal de tipo táctico del Pentágono.
Advertisement

 

Start typing and press Enter to search