Loading...

Miguel Treviño Morales "El Z-40" el capo que se forjó en Texas y no en México

Miguel Ángel Treviño Morales llegó a Texas siguiendo los pasos de su hermano mayor, Juan Francisco, actualmente internado en una cárc...

A+ A-


Miguel Ángel Treviño Morales llegó a Texas siguiendo los pasos de su hermano mayor, Juan Francisco, actualmente internado en una cárcel federal de Denver, Colorado.

El preso quien era líder de la organización Los Zetas, Miguel Ángel Treviño Morales, alias “Z-40”, se forjó como criminal durante las décadas de 1980 y 1990 en Dallas y otras ciudades de Texas pese a ser originario de Nuevo Laredo, Tamaulipas, México, de acuerdo con funcionarios antinarcóticos de Estados Unidos.

Las autoridades desconocen aún mucho de las correrías de Treviño Morales en el norte de Texas y de su transformación, de un adolescente que cometía delitos menores en Dallas, al líder de uno de los cárteles más violentos de todo México.

Treviño Morales aparece en una ficha de ingreso en la cárcel del condado de Dallas en 1993. Fue detenido bajo cargos menores de tratar de evadir su arresto.

Agentes federales que han monitoreado por años la carrera delictiva del “Z-40” indicaron recientemente al periódico The Dallas Morning News que esta ciudad ofreció a Treviño Morales oportunidades para su formación de joven y la configuración de sus actitudes de tono duro.

“Dalas se convirtió en una especie de su patio de recreo“, dijo Jeff Stamm, veterano agente de la Agencia Antinarcóticos de Estados Unidos (DEA), al señalar que Treviño Morales y otros Zetas avanzaron en su carrera como criminales en el norte de Texas.

“No se puede entender a este hombre y en lo que se ha convertido sin mirar su tiempo en Dallas”, dijo al rotativo otro agente antinarcóticos

Treviño Morales nació en la ciudad fronteriza de Nuevo Laredo, Tamaulipas, donde sus padres, Arcelia Morales y Rodolfo Treviño, mantienen una casa en un barrio de clase trabajadora.

Como adolescente, trabajó limpiando patios, chimeneas y automóviles en casas de personas adineradas, una de las cuales pertenecía a un traficante de drogas, que se convirtió en un mentor, según revelaron funcionarios estadounidenses a The Dallas Morning News.

De acuerdo con las fuentes, el joven Treviño Morales detestaba el sistema de clases sociales en México por considerar que impone un sentimiento de inferioridad en sus ciudadanos más pobres.

“Él realmente creía que en México se ganaba el poder, el respeto con la fuerza bruta”, dijo uno de los agentes.

De acuerdo con documentos ante una corte federal, Treviño Morales vivió sus últimos años de adolescencia en Dallas, adonde llegó siguiendo los pasos de su hermano mayor, Juan Francisco Treviño Morales.

Cuando fue detenido en Dallas en 1993, Treviño Morales tenía 19 años. Fue arrestado después de una corta persecución que terminó en un callejón sin salida, según un informe de la policía.

Él conducía un Cadillac rojo, que tenía una de las luces direccionales rotas. Treviño Morales pagó entonces $672 en multas y honorarios, y fue puesto en libertad para volver a la casa de la familia en la calle Toland St., que ofrece vistas panorámicas de Dallas.

En su tiempo en Texas, Treviño Morales aprendió sobre el poder, el dinero, las armas y el gran mercado de consumo de drogas ilegales, opinaron funcionarios policiales.

Aún cuando sentía que los inmigrantes mexicanos eran discriminados, “Miguel se sentía como en casa en Dallas” porque contaba con una extensa red familiar en esa ciudad, aseveró Oscar Hagelsieb, agente especial adjunto a cargo de la unidad de investigación de la Oficina de Inmigración y Aduanas en El Paso.

Juan Francisco, el hermano mayor, se había mudado a Dallas como un recién casado en 1978 y trabajó como albañil, pero finalmente enfrentó problemas legales. En 1994, se declaró culpable de no informar de $47 mil que portaba consigo cuando cruzó la frontera y recibió libertad condicional.

En 1995 fue declarado culpable de distribución de marihuana y transporte. Durante el juicio testificó que su éxito financiero se debió a su trabajo y el de sus hermanos.

“Nos gusta trabajar toda la semana, los sábados y domingos, a veces los días de fiesta. A veces, en todo el mes, hubo apenas un día de descanso para nosotros”, declaró, de acuerdo con una transcripción de la corte.

“José, Miguel y Rodolfo trabajaron juntos conmigo aquí en las obras de construcción”, agregó Juan Francisco Treviño Morales en su testimonio entonces.

Actualmente el hermano mayor del “Z-40” está internado en una cárcel federal de Denver, Colorado, donde está programado para salir de prisión el 9 de marzo de 2014.

Miguel Ángel Treviño Morales es nombrado desde el año 2000 en una acusación penal federal de Estados Unidos, junto con más de dos docenas de otros presuntos delincuentes.

Los cargos incluyen conspiración y posesión con intención de distribuir una sustancia controlada. El caso se basa en la vigilancia de una red de distribución de crack, heroína y marihuana en el este de Dallas, zona donde vivían los Treviño.

Treviño Morales quedó fuera de la acusación en 2008, pero para entonces su nombre se había sumado ya a otra acusación criminal federal sellada en Laredo.

En esa acusación se señala a Miguel Ángel, a su hermano Omar y a otros como responsables de transportar marihuana y cocaína desde Nuevo Laredo a Dallas, desde cuando menos el año 2001.

También se les acusa de trasladar armas de fuego y unos $870 mil en efectivo hacia México y de contratar a sicarios para secuestrar, torturar y asesinar a sus rivales.

Treviño Morales habría reclutado en Texas a adolescentes con desventajas de clase como él, dijo Roberto García, un detective de la policía de Laredo que dio seguimiento al “Z-40”.

Otras acusaciones siguieron luego a Treviño Morales.

En 2009 su nombre fue agregado a acusaciones penales federales en Washington y en el Distrito Este de Nueva York.

La acusación de Nueva York describe a Treviño Morales como “líder principal” de Los Zetas, que entonces trabajaba como fuerza de seguridad para el Cártel del Golfo.

Los Zetas “han llevado a cabo numerosos actos de violencia, incluidos asesinatos, secuestros, torturas y cobro de deudas de drogas”, dice la acusación de 2009.

Una quinta acusación federal, revelada en junio de 2012 en Austin, Texas, acusa a Treviño Morales y otros, entre ellos su hermano José, de lavado de dinero mediante la compra-venta de más de 400 caballos cuarto de milla, incluidos ganadores de premios en hipódromos de Texas, Oklahoma, Nuevo México y California.

Bajo esa acusación por lavado de dinero y otros delitos, los fiscales estadounidenses pidieron y obtuvieron el decomiso de unos $60 millones.

La acusación señala al “Z-40” y a dos de sus hermanos, pero sólo uno de ellos (José Treviño Morales) pudo ser detenido en Oklahoma en junio de 2012.

José Treviño Morales, ciudadano naturalizado estadounidense, fue declarado culpable en una Corte Federal de Austin de conspirar para lavar dinero de Los Zetas.

Hasta hace unos años, José Treviño Morales vivía con su esposa Zulema en una casa modesta, con ventanas enrejadas en una calle llena de baches en un suburbio de clase trabajadora de Dallas.

Sin embargo, cuando fue detenido en junio de 2012, José Treviño Morales poseía un rancho de caballos de reciente adquisición en Lexington, Oklahoma, en los que criaba cientos de equinos cuarto de milla.

Al testificar ante las autoridades, José Treviño dijo que era un albañil antes de meterse en el negocio de las carreras de caballos, pero las autoridades lo acusaron de recibir dinero de parte de su hermano Miguel Ángel para invertirlo en la compra de los equinos.

Las autoridades estadounidenses siempre sospecharon que el “Z-40” se escondía en el norte de México, como finalmente se comprobó al ser detenido en Nuevo Laredo.

De acuerdo con los agentes antinarcóticos, Treviño Morales tomaba precauciones extremas para eludir a la justicia, como la de dormir en un vehículo con el motor en funcionamiento y con suficientes dólares para sobornar a fin de poder salir de un problema.

“Este hombre ha demostrado ser inteligente, astuto, siempre un paso por delante de todos”, dijo uno de los funcionarios estadounidenses.

A pesar de su supuesta riqueza, Treviño Morales optó por una vida de bajo perfil acorde con su personalidad solitaria. No usaba trajes de diseñador o ropas llamativas, y no era aficionado a los deportes de grupo. Prefería cazar venados.

Treviño Morales fue visto por última vez en Dallas en 2005, cuando fue detectado en un club de striptease, de acuerdo con las fuentes del periódico The Dallas Morning News.

En años pasados su sobrina Alexandra celebró su boda con un infante de Marina de Estados Unidos en el elegante hotel Adolph, en el centro de Dallas, confirmó al rotativo local un abogado familiarizado con el caso de Treviño Morales.
Loading...

Related

Titulares 282996962617800004

Publicar un comentario

emo-but-icon

google-site-verification: googleca6b8264058573e8.html

mas visto de la semana

Side Ads

Text Widget

Connect Us

item