Loading...

Habla El Mini Lic y esto es de lo que dice que si es culpable

A fines del año pasado, en las horas de la medianoche, en medio de la bruma interminable de las fiestas navideñas y de la alegría fre...

A+ A-


A fines del año pasado, en las horas de la medianoche, en medio de la bruma interminable de las fiestas navideñas y de la alegría frenética e implacable de las fiestas, me encontré en el balcón de un condominio en el centro de la ciudad. Directamente detrás de mí estaba el Metropolitan Correctional Center, MCC, la cárcel federal de San Diego. 

Esta unidad en particular no pasó por alto el centro de detención, sino que se alzaba frente a la bahía, los hoteles y las luces de Coronado al otro lado del agua. Sin embargo, sentí su presencia, ya que con frecuencia estoy más absorto en mis pensamientos que lo que me interesan los que me rodean.

Como he observado en este tipo de artículos, el MCC alberga a casi todos, que era alguien en la estructura de Sinaloa después de 2010, todos los que fueron atrapados, de todos modos. O, para ser más precisos, aquellos que traficaron a través del corredor Tijuana / San Diego, desde Chino a Serafín, y Mini Lic, quienes enviaron cargamentos de metanfetamina, cocaína y heroína desde Sinaloa a Tijuana. 

Dámaso López Serrano era una presencia él mismo, en la era de las infames imágenes de Instagram de Chino Antrax. Capturó la cultura del momento, a mediados de 2010, de la obsesión de las redes sociales, y la documentación, el estado y los "me gusta".

Esa cultura ahora se ha manifestado de manera más fea y viciosa, ya que los niños de Culiacán y de otros lugares se autodenominan D list chinos y mini, sin el prestigio, el poder, el dinero y el estilo de los traficantes de más edad. Los jóvenes, que a su vez eran considerados jóvenes, rompiendo con las normas del pasado, discreción y una especie de humildad, como lo muestra Mayo Zambada, en su entrevista de 2010. 

El Pirata de Culiacán, un huérfano alcohólico, que fue explotado y utilizado, traficado en cierto sentido, en fiestas y eventos, un payaso, un bromista, un bufón de la corte para adorar y admirar a los fanáticos, alentar a las drogas, el alcohol y las armas , el estilo de vida. O una imitación de eso. El Pirata de Culiacán recibió 15 disparos y murió en el piso de un bar, sangre, pelo, alcohol resbaladizo y pegajoso y manchas de ceniza en el piso. No creo que haya comprado un par de Louboutin's, los zapatos de diseñador de suela roja, que iluminan los glamorosos tiros del "Chino" en toda Europa. 

El Instagram de Mini Lic capturó la vida del narco de maneras menos internacionales, mostrando a menudo a él mismo y sus primos, amigos, comitiva brindando cervezas locales, y corriendo en las montañas de Sinaloa. A veces los disparos de mujeres, y el Mini Lic mostrando el signo de la paz, grababan pistolas y llaves del coche. Fue hace mucho tiempo. Tal vez fue por esa noche en agosto de 2016. Tal vez fue un poco después, cuando Los Chapitos, sus compadres de una sola vez fueron devueltos vivos, traicionados, avergonzados, pero vivos. 

O cuando su padre, Dámaso López padre, fue arrestado en un condominio de la Ciudad de México, lejos del campo de batalla, donde sus hombres fueron arrojados desde aviones o quedaron muertos, cuerpos desfigurados con agujeros de bala. Se lo entregó a la DEA en el Puerto de Entrada de Calexico a fines de julio, donde fue detenido por la DEA y llevado a San Diego.

Había sido acusado en agosto de 2016, por cargos de narcotráfico, con un pequeño círculo de familiares y amigos, tres de los cuales fueron arrestados o se entregaron poco después, incluido su tío Álvaro López, quien se declaró culpable en el otoño del año pasado. Los Chapitos, con su alcance, querían asegurarse de que la familia y todos sus fieles fueran limpiados. Muchos, seguramente lo fueron. 

Ahora, Dámaso López Serrano, cambia su súplica. Él se declarará culpable, y los procedimientos de la corte federal continuarán, y esperará en MCC por su sentencia. Él se declarará ante el mismo juez que supervisó los casos contra Chino Antrax y Serafín Zambada Ortiz.

Él se declarará culpable de uno o dos de los cargos en la acusación de cinco cargos, el resto será desestimado. De una manera muy simple y muy existencial, todos estos hombres estaban en una lista. Sus nombres han sido tachados. Otros, aún en esa lista, y a cientos de millas de distancia, deben preguntarse cuándo llegará el momento. Si Dámaso ve a su hijo nuevamente, será en una prisión federal. Tanto Jr como Sr, supongo. 

No sé si estos hombres piensan en estos términos, tal vez no. Cuando se presentan ante un juez para dictar sentencia, muchos se disculpan, otros se derrumban, ¿están realmente avergonzados? ¿Realmente rechazan la vida? Dios a menudo es mencionado. ¿No se pierden los cubos de champán, yates y carreras fuera de carretera? 

En otro año, más probablemente, aprenderemos cuánto tiempo pasará antes de que Mini Lic vuelva a ser gratuito. Deja una especie de legado, una era, un momento en esta historia, donde parecía que nunca se caería. Es un legado de sangre y consumo, de fama e ironía, y tal vez, sobre todo, una ilusión.
Loading...

Related

Titulares 5748706511371937698

Publicar un comentario

emo-but-icon

google-site-verification: googleca6b8264058573e8.html

mas visto de la semana

Side Ads

Text Widget

Connect Us

item