Célula del Cártel de Sinaloa "La Gente Nueva" renta viviendas para abandonar y enterrar cadáveres

- 11:02:00
Loading...


La denuncia de un señor de la tercera edad ayudó a las autoridades a descubrir la nueva forma de operación del grupo criminal "Gente Nueva", célula del Cártel de Sinaloa. 

El modus operandi de esta organización criminal consiste en la renta de viviendas, mismas que utilizan como casas de seguridad; ahí llevan a sus víctimas, las torturan, asesinan y sepultan los cadáveres en el mismo inmueble, para después de unas semanas huir.

De acuerdo con el Heraldo de Chihuahua, citado por El Debate, Don José alquiló su vivienda a unos sujetos. Después de un tiempo decidió visitar su propiedad y lo recibió un perro con un hueso grande en el hocico. 

El propietario entró a la casa para investigar lo que sucedía y encontró restos humanos. Al no creer lo que veía decidió escarbar y pidió ayuda a los vecinos para que llamaran a la policía, pues había encontrado un cuerpo enterrado en el patio de su casa.

Agentes municipales y estatales, así como peritos con apoyo canino y antropólogos forenses llegaron al domicilio de Don José, ubicado en la calle 12 y Ángel Posada, perímetro de la colonia Villa Juárez. 

Las autoridades y el equipo de investigación no sólo encontraron restos humanos en el predio de Don José, hallaron más cadáveres en otros cinco patios de casas vecinas, todas ellas eran rentadas o prestadas por sus dueños. Incluso, encontraron un cuerpo más a un costado de las vías del tren que pasan por la colonia Aeropuerto.

Habitantes de la zona donde fueron descubiertos los cadáveres, informaron que, con frecuencia, llegaban a las casas que eran rentadas sujetos sospechosos y hasta policías municipales. 

Nunca denunciaron porque creían que eran operativos policíacos, ahora los vecinos no saben diferenciar entre delincuentes y agentes, comentaron. 

Se rumora que hay más cadáveres en la casa de Don José, por el momento sólo se confirmó uno. Las investigaciones podrán extenderse por semanas debido a que se desconoce cuántos domicilios se utilizan para este tipo de crímenes. 

Los afectados de esta situación son los dueños de las viviendas; por ejemplo, Don José, no fue detenido por su avanzada edad y por otras razones, sin embargo, otros tres propietarios fueron arrestados y están siendo investigados mientras se determina si son inocentes o culpables del delito; dos más no han sido localizados. 

Uno de los arrestados se lo llevaron sólo por prestar o rentar el domicilio a un amigo, nunca imaginaron que ahí hallarían tres cuerpos, informó su esposa. 

Además, los dueños podrían perder sus propiedades, pues si las autoridades comprueban que los predios se están utilizando con fines criminales o fueron adquiridos de manera ilícita, los bienes serán asegurados y formarán parte del patrimonio del Estado, informó Carlos Mario Jiménez Holguin, fiscal de Distrito de la Zona Centro. 
Advertisement

 

Start typing and press Enter to search