Militares y Federales se pegan tremenda borrachera viendo un partido de fútbol momentos después salen mal por el resultado y los soldados agarran a balazos a los policías

- 5:24:00



SOLDADOS DISPARAN a FEDERALES en "ZAFARRANCHO" de BORRACHOS 

Militares se pegan una borrachera y se enfrentan a balazos con Federales tras resultado de partido de futbol

Un grupo de soldados mexicanos en su día libre protagonizo una pelea en un bar con policías federales en descanso para luego disparar en contra de ellos en esta ciudad fronteriza. En su intento por huir, los militares también dispararon contra policías municipales que trataban de detener la violencia causada por el alcohol y un juego de futbol. 

Según información revelada a Breitbart Texas por autoridades estatales, tanto los soldados como los policías federales estaban de descanso y fuera de uniforme pero comenzaron a pelear tras el resultado de un juego de futbol que estaba siendo televisado. Al salir de un bar en la calle 16 de Septiembre, los soldados se subieron en una camioneta Pontiac Aztek y siguieron a los policías federales que se habían retirado en un sedan blanco.

En la intersección de las calles Ramon Cepeda y 16 de Septiembre, los soldados dispararon en contra de los policías federales. Una camioneta con policías municipales que se encontraba patrullando al momento de los disparos trato de intervenir pero también fueron agredidos a balazos.

Los policías pidieron apoyo de otras corporaciones ante la agresión y entablaron una persecución tras los militares los cuales huyeron en dirección a el cuartel militar. Policías municipales y estatales respondieron a la zona y lograron detener a los cuatro militares que se encontraban en estado de ebriedad.

Los militares fueron identificados como Julio Cesar Hernandez De Leon, Jose Alonso Flores Reposo, Cristian Adam Michel y Manuel Doris. Los militares fueron llevados a la fiscalía del estado pero luego fueron entregados a mandos militares para que enfrenten la justicia militar.

Investigadores del estado aseguraron la camioneta Pontiac Aztek en la que viajaban los militares y aseguraron una pistola Glock 9mm al igual que varios casquillos percutidos.

El vehículo en el que viajaban los policías federales logro huir y no ha sido localizado. Los hospitales locales no reportaron el ingreso de heridos por arma de fuego. Recientemente  la ciudad fronteriza de Piedras Negras recibió un contingente de mas de 100 policías federales para resguardar la seguridad en la región tras el incremento en narco-violencia.
Advertisement

 

Start typing and press Enter to search