El "Chapo" Guzmán y sus primos los hermanos Beltran Leyva

- 18:56:00


Según registros de la Procuraduría General de la República (PGR), la familia Beltrán Leyva está integrada por seis hombres y tres mujeres: Arturo Beltrán era el mayor de todos.
Hijos de Carlos Beltrán Araujo y doña Ramona Leyva, los Beltrán Leyva nacieron en Badiraguato, Sinaloa

El Chapo Guzmán en sus inicios siempre contó con el apoyo de sus primos incluso cuando estuvo preso en puente grande sus primos los Beltran Leyva lo ayudaban a seguir traficando a su nombre y percibiendo de ganancias y forjando su imperio que aun continua, pero la suerte no dura para siempre y los lazos familiares entre el Chapo y sus primos se rompió, como en todas las grandes organizaciones criminales las traiciones siempre rondan a estos grupos,... dinero y mas poder.

Después escalaron posiciones dentro del mundo del narcotráfico, primero en el cártel de Sinaloa, dirigido por su primo lejano Joaquín El Chapo Guzmán. Dentro de esta organización lideraron a dos sanguinarios grupos, uno conocido como Los Pelones, en el estado de Guerrero, y Los Güeros, en el estado de Sonora.
Sus ejecuciones se caracterizaban por la decapitación de sus adversarios, así como policías y militares. Dejaban las cabezas en lugares públicos, en sitios turísticos, colgados de puentes. Sus sanguinarios crímenes estaban firmados por mensajes de advertencia.

Un general de división que estuvo en una de las regiones militares del triangulo dorado cuenta que en una de sus inspecciones de campo, un grupo de niños de no mas de 13 años se acercaron para pedirle que por favor no destruyeran sus pequeños plantíos de mariguana. El argumento era que el dinero conseguido por la venta de las cosechas les ayudaría a pasar la Navidad.

En sus aspiraciones, Guzmán Loera contó con la ayuda de sus hermanos, el mas talentoso resulto ser el mas chico, Arturo, El Pollo, así mismo tuvo el apoyo de sus primos lejanos, originarios de la localidad de La Palma, también en Badiraguato: los hermanos Beltran Leyva. Se afirma que quien respaldo a El Chapo para que se iniciara en el negocio fue su primo Marcos Arturo Beltran Leyva, El Barbas.

Cuando El Chapo estuvo en prisión, fue El Barbas quien ayudo a El Pollo a traficar sus propios cargamentos, incluso realizo trasiegos mancomunados. Como un favor, Marcos Arturo le mandaba a Guzmán Loera las ganancias que le correspondían para hacerle la vida mas llevadera en Puente Grande. El dinero lo enviaba en portafolios por medio del empresario Jose Javier Bargueño Urias y de Marcelo Peña, hermano de una de las novias de El Chapo, ambos se convertirían en testigos protegidos de la PGR con los sobrenombres de Cesar y Julio.

A mediados del año 2000, El Chapo necesitaba pagar la nomina de su séquito en la cárcel federal donde se encontraba, entonces le pidió a Marcelo Peña que localizara a su primo Marcos Arturo en Acapulco, plaza que los Beltran Leyva controlaban desde hacia tiempo. El cuñado de Guzmán Loera localizo a El Barbas y se reunió con el en un McDonald's de la costera Miguel Alemán.

No hubo muchas palabras, solo una palmada en el hombro y un maletín repleto de dinero. Después de su salida del penal de máxima seguridad, en tan solo nueve años, El Chapo Guzmán y el clan de los Beltran Leyva cambiaron para siempre las estructuras del crimen organizado en México, Estados Unidos, Centroamérica, Sudamérica y por que no decirlo, el mundo entero. Pero esta fraternidad no duraría para siempre.

Los hermanos Beltrán Leyva vieron el ocaso de su cártel desde 2009, año en el que cayó su líder principal: Arturo Beltrán Leyva, El Jefe de jefes. Las autoridades mexicanas reconocían que no había organización más poderosa. Todos los medios hablaban de los Beltrán Leyva en el sexenio de Ernesto Zedillo (1994-2000).
Advertisement

 

Start typing and press Enter to search