ENTRADAS RECIENTES

Así es como empezó la guerra del Cártel de Sinaloa contra los hermanos Beltrán Leyva.



Culiacán se volvió un infierno a partir de marzo de 2008. Los compadrazgos que había entre personal de “El Mayo” y “El Chapo” con Arturo Beltrán se volvieron una enemistad a muerte.

Así es como empezó la guerra del Cártel de Sinaloa contra los hermanos Beltrán Leyva

Hubo mucha “gente” que no supo a dónde irse: si apoyar al “Mayo” y al “Chapo” o a Arturo Beltrán, pero ellos le llamaban a la gente para ver con quién cooperarían y se sentían obligados a decir que sí al primero que los contactara, ya que si decían que no probablemente los mataran en ese momento.

Cuando me refiero a “gente” es a narcotraficantes de niveles medios que conocían a los tres jefes mencionados que podrían ayudar de algún modo. Todo se volvió confusión, las familias narcotraficantes de niveles medios de Sinaloa, tendrían que decidir con quién iban a estar, En base a estudios e información que se ha recabado por los hechos y antecedentes, la PGR y las fuerzas federales estiman que si Alfredo Beltrán, alias “El Mochomo”.

Hubiese escapado de aquel operativo el día 21 de enero del 2008, en el que fue detenido totalmente desarmado, una guerra mucho más sangrienta hubiera estado en pie peleando las plazas junto con su hermano Arturo Beltran “El Botas Blancas” o “Pacas de a kilo”, quien era la verdadera cabeza, y su otro hermano, Héctor Beltrán Leyva.

Se dice que quien manejaba a toda la gente en Culiacán era Alfredo Beltrán y su gente conocían a los hermanosm pero muy poco, y escaso era el contacto que tenían con Arturo y Héctor, ya que los negocios de ellos no eran en Culiacán o Sinaloa, sino en el sur o en el noreste del país.

El dato recopilado revela que si aún estuviera libre Alfredo Beltrán, según la PGR, los hermanos Beltrán probablemente estuviesen muy a la par del Cártel de Sinaloa o pudiera haberse dado el caso de que la guerra la estuvieran ganando ellos, o sencillamente ya hubieran llegado a un acuerdo de paz.

Lo malo de esto fue que se quedaron solas alrededor de 300 personas que fungían para la organización de Alfredo Beltrán y como esta misma colaboraba en tiempo pasado con la de “El Chapo” y “El Mayo”, provocó que algunos decidieran continuar con el Cártel de Sinaloa y otros con los hermanos Beltrán, es decir, al parecer se dividió la célula de “El Mochomo”.

ISRAEL RINCÓN MARTÍNEZ ‘EL GUACHO’

Entre los agradecidos con los Beltrán Leyva estuvieronsiempre en sus filas Israel Rincón Martinez “El Guacho” quien fue asesinado por Manuel Fernández Valencia “La Puerca”, ya que “El Guacho” mató al hijo de “La Puerca” o “El Animal”, quien llevaba por nombre Marcial Fernández mientras se paseaba en un Ferrari 430 blanco convertible en las calles de Culiacán, Sinaloa.

Manuel Fernández Valencia “La Puerca”, originario de El Aguaje, Michoacán tuvo un atentado en Zapopan, Jalisco, en donde perdieron la vida 3 de sus secuaces mientras él quedaba solamente con heridas de bala. Al parecer “La Puerca” tenia problemas con sus paisanos michoacanos, quienes podrían ser “La familia Michoacana” o los hermanos Valencia.

Se sabe que Manuel Fernández tenía ciertos nexos con IgnacioCoronel Villarreal “Nacho Coronel”, quien parece que le tenía cierto aprecio y comentó los hechos ocurridos de esta pieza efectiva en el negocio de la droga al Cártel de Sinaloa. Inmediatamente se le comenta a Alfredo Beltrán que si que podían hacer; si unirlo a las filas del cártel de Sinaloa donde estaría muy bien acobijado o simplemente decir que no era problema de ellos. Alfredo fue a Zapopan, Jalisco, procedente de Culiacán gracias al llamado de Nacho Coronel con la finalidad deAlfredo conocer a este individuo.

Al parecer simpatizaron bastante estos dos y Alfredo “El Mochomo”decidió llevarlo hasta la sede del Cártel de Sinaloa, Culiacán, Sinaloa. Es ahí donde “La Puerca” se vuelve más poderoso y exitoso en el negocio de la droga.

MARCIAL FERNÁNDEZ, HIJO DE MANUEL FERNÁNDEZ VALENCIA

Empezó a congeniar con “El Chapo” Guzmán y “El Mayo” gracias a Alfredo. Incluso un corrido cantado por Roberto Tapia llamado “El Animal” (apodo de Manuel Fernández Valencia) menciona con cierto aprecio y afecto a Alfredo Beltrán “El Mochomo” y a “El Chapo” Guzmán cantando el siguiente verso: “Aunque no soy chaparrito admiro al Chapo Guzmán y aunque yo no traigo barba admiro a Alfredo Beltrán”(el verso de la barba se refiere de ese modo porque Alfredo además de tener “El Mochomo” como apodo también era conocido como “El barba cerrada”, “Águila”, “Siete”, “El de la fija mirada”).

Pero al parecer ni los corridos ni lo agradecido que estaba con Alfredo Beltrán salió a la luz cuando empezaron los problemas de los hermanos Beltrán con “El Chapo”, “El Mayo” y Nacho Coronel.

Puede que se haya sentido un poco acorralado también porque “El Mochomo” ya no estaba cuando empezó la guerra, ya que había sido detenido y obviamente lo más razonable sería quedarse en Culiacán.

A los pocos días de la detención de “El Mochomo” le habló Arturo Beltrán y le dijo con un tono fuerte que si no iba a verlo a la Ciudad de México lo mataría a él y a su familia, Testigos cuentan que Manuel Fernández Valencia se fue escoltado por 2 automóviles blindados desde Culiacán hasta la Ciudad de México y en dicho auto en el que iba el pasajero tenía dos prostitutas e iba tomando. Dicen que pensaba que esa iba a ser su última “borrachera”, que quería pasárela muy bien antes de que el “Jefe de Jefes” lo hiciera picadillo.

Cuando llegó a la Ciudad de México habló con Arturo Beltrán, sin embargo a pesar del imponente tono de voz y la mirada tan fuerte de “El Pacas de a Kilo” decidió darle la oportunidad de 15 días y que pensara con quién iba a estar amenazando que al primero, que mataría en dado caso que cooperara con “El Chapo” y “El Mayo” iba ser a él.

NACHO CORONEL

Otro capo que decidió abandonar a la familia Beltrán Leyva fue Nacho Coronel, quien llevaba una buena amistad con Arturo Beltrán y con Alfredo Beltrán, presumen los corridos que muy bien se llevaba con “El Chapo” Guzman, pero el nexo era más fuerte con “El botas blancas”. Probablemente hubo ciertos intereses que consideró Nacho Coronel y analizó que estar con “El Chapo” y “El Mayo” sería mejor aun.

Apenas con datos específicos y estelares su supo hace algunos meses que Alfredo Beltrán “El Mochomo” tuvo un hijo mayor al que comúnmente todos conocen en Culiacán, Sinaloa gracias a la cantidad de corridos y a que lleva el mismo nombre de pila que su padre. Pero el hijo del que hablo no era tan conocido, al menos por medios que no fueran allegados al ambiente del narcotráfico en Sinaloa se llama Saltiel Beltrán Loera. Es curioso que hace pocos días se encontró la noticia en un espacio de prensa y de algunos sitios web, en el que publicaban algunos “Datos Curiosos” en los que entablaban un poco el parentesco que hay entre Saltiel Beltrán Loera (hijo de “El Mochomo”) con el “Chapo Guzmán” además de ser hijo del afamado “Siete”, “Barba Cerrada” o “Mochomo”. Al parecer la madre del joven es prima de “El Chapo” Guzman y su nombre según las fuentes de información es María de los Angeles Loera, quien mantuvo algún romance con Alfredo Beltrán por algún tiempo.

Habiendo investigado un poco qué fue lo que pasó exactamente con Saltiel Beltrán, se encontró información de que el joven había salido de Culiacán cuando el 21 de enero del 2008 se desató una guerra entre los hermanos Beltrán Leyva y el Cártel de Sinaloa. Al parecer se reunió toda lafamilia Beltrán en un solo lugar ya que obviamente tendrían que salir de Culiacán (sede del Cártel de Sinaloa) previniendo cualquier atentado en contra de él y su familia.

AMIGOS DE SALTIEL

Fue Arturo Beltrán Leyva quien cobijó a toda su familia junto con su hermano Héctor Beltrán Leyva, quien lo apoyaba; al parecer la guerra se iba a librar los próximos meses contra el Cártel de Sinaloa, días después de la detención de Alfredo.

Al parecer el punto de estancia ahora sería Guerrero, Acapulco en específico, o la Ciudad de México en conjunto con la ciudad de Cuernavaca (plazas que controlaba Arturo Beltrán en su debido momento).

Al parecer Saltiel Beltrán era apegado a Arturo Beltrán o al menos hablaban bastante seguido aunque no se vieran, por obvias razones se entiende que el “Jefe de Jefes” esté apartado de su familia y sólo con sus socios, escoltas y trabajadores.

Pero el joven Saltiel al parecer llevaba buenas amistades relacionadas y vinculadas al ambiente del narcotráfico, señores, jóvenes, etc. Cuando empezó la guerra en Culiacán, aquellos que se les ubicó que eran amigos de Saltiel podrían correr peligro ya que contaban con información del paradero de aquella familia por los nexos amistosos que llevaban. Dicho y hecho; hubo alrededor de 6 levantones de amigos de Saltiel que nada tenían que ver con el negocio de las drogas, sino simplemente los contrarios querrían sacar la debida información de la familia Beltrán. Pero también fue al revés el caso con los hijos de “El Chapo” y de “El Mayo”; correrían riesgo aquellos amigos o allegados de los hijos de los capos ya que la familia Beltrán buscaba aniquilar o deshacer cualquier detalle que tuviese que ver con ellos (Guzmán-Zambada) así como viceversa.

Saltiel al parecer estuvo del lado de la familia Beltrán siempre ya que tuvo la opción de haber seleccionado el bando con el que estaría gracias a que era familiar de “El Chapo” Guzmán por parte del apellido Loera, también pudo haberse quedado en Culiacán. Al parecer estuvo siempre del lado de la familia que le dio verdaderamente de comer y eso no lo supo despreciar nunca, aunque todos se hayan volteado en contra de los Beltrán.

SANTIAGO LIZÁRRAGA IBARRA, ‘EL CHAGUÍN’

Cuando muere Arturo Beltrán Leyva se desvanece todo el esquema familiar y organizacional, ya que todos se van a diferentes ciudades a causa de la guerra interna que vendría con el personal de “La Barbie”, la familia Beltrán aún era cobijada por dos brazos armados muy poderosos quienes eran “El Pepino” (quien controlaba la plaza de Tepic), Santiago Lizárraga Ibarra, “El Chaguín” (quien limpiaba la plaza de los grupos antagónicos), Sergio Villareal “El Grande” desde México (lugarteniente de los Beltrán) y por supuesto por Hector Beltrán, quien obviamente es familiar (tío) del joven mencionado.

Se presume que el joven se trasladó a Zapopan, Jalisco después de la muerte del “Jefe de Jefes”. Ya que al parecer esa ciudad está repleta de propiedades de la familia Beltrán. Se dice según fuentes de la PGR que probablemente hubo un acuerdo con el joven para que no le hicieran nada mientras él estaba en Zapopan ya que esa plaza era de Ignacio Coronel Villarreal, además de que el muchacho siempre portaba seguridad y escoltas.

A través de unos videos se supo que el joven conducía un Lamborghini color naranja con permiso de circulación seguido por un automóvil Bora color blanco quien probablemente era su seguridad, lo curioso es que nunca se vieron las caras de los individuos que estaban a bordo del vehículo Volkswagen Bora (puede haber estado polarizado excesivamente).

Por fuentes extraoficiales se dice que personal de este joven fue atacado en el mes de abril del 2010 acabando con la vida de uno y el otro quedó vivo. La fuente que explicó se limitó a decir los nombres pero eran originarios de Culiacán.

SE ROMPEN PACTOS

Tuvieron que salir de Zapopan, ya que personal de los hermanos Beltrán Leyva había asesinado a Alejandro Coronel, a quien apodaban “El Pingüino” y ahora no se respetaría ningún tipo de pacto ni acuerdo. Al parecer la vida de Saltiel peligraba y huyó a Guasave y Los Mochis, donde iba a ser cobijado por personal de la familia Beltrán Leyva, como son Israel Rincón “El Guacho” (asesinado hace 3 meses), Isidro Flores “El Chapito Isidro”, Fernando Beltrán “El Charro” (este último al parecer hijo de uno de los hermanos Beltrán). Pero por error Saltiel hizo parada en Culiacán para visitar a su familia que eran su esposa e hija y se quedó tiempo ahí. Lo más probable es que hayan sabido los que controlan la plaza que Saltiel se encontraba en Culiacán y avisaron a Ignacio Coronel. Se dice que éste de inmediato le pidió a personal de “El Mayo” levantar a Saltiel, ya que cobraría la vida de su hijo Alejandro Coronel levantado en Puerto Vallarta y desaparecido aún (territorio de la familia Beltrán Leyva).

Actualmente se encuentra desaparecido Saltiel Beltrán Loera. Según la versión oficial se cuenta que Saltiel asisitía en Culiacán, Sinaloa a un lavado en la Col. Las Vegas, en donde la clientela eran comúnmente hijos de narcotraficantes o familiares de los poderosos narcotraficantes. Probablemente de aquí salió la noticia de que Saltiel se encontraba en Culiacán.
Advertisement
BERIKAN KOMENTAR ()