VIDEO, Con "corridos prohibidos" y polvora despiden al "Inglaterra", el sanguinario capo del "Clan del Golfo"

- 15:17:00


Con corridos prohibidos y pólvora fue recibido el féretro de Luis Orlando Padierna, el criminal más temido pero ídolo en su pueblo.

Era uno de los delincuentes más peligrosos en Colombia, sanguinario y temido, sin embargo en su funeral fue recibido cómo un ídolo por el pueblo: con corridos prohibidos, pólvora, caravana de carros y motos.

Se trata de Luis Orlando Padierna, alias “Inglaterra”, quien fue abatido en un departamento de Norte de Santander, por un comando especial de la fuerza pública.


Su féretro era esperado por miles de personas en Carepa, municipio de la región Uraba, en Colombia y su pueblo natal.

¿Por qué celebran la muerte de un sanguinario capo?

"La verdad es que le asombra a uno ver como las personas, hoy tienen truncados los valores, y les parece que es algo magnífico acompañar al féretro de un delincuente, la verdad es que no lo entiende uno; eso es hacer apología del delito”, declaró a Caracol Radio, el comandante de la Policía en Urabá, coronel Luis.

Según informó el pasado viernes el director de la Policía, "Inglaterra", se encontraba con familiares y su círculo cercano para celebrar el cumpleaños de un pariente con un grupo musical y "damas de compañía", según detalló el alto oficial.

El objetivo con el que "Inglaterra" fue designado como número dos de la banda era el de "liderar actividades de abastecimiento de armas, explosivos, entrenamiento, narcotráfico, extorsión, desaparición, desplazamiento de campesinos, contrabando y sicariato".

Alias "Inglaterra" formó parte del "Bloque Bananero" de las paramilitares Autodefensas Unidas de Colombia (AUC), del que se desmovilizó en 2004 junto a otros 425 personas en Turbo.

No es la primera vez que el cuerpo de un líder de este grupo armado ilegal que es abatido por las autoridades, es recibido de esta eufórica manera.

"Me siento muy orgulloso porque fue mi héroe, entonces enterrar a mi héroe yo mismo y ser el que lleva el ramo de primero es el orgullo más fuerte", dice un joven en un video grabado por un medio local.

"Lo que fue Luis Orlando Padierna no lo tenemos que decir con palabras, los hechos dicen todo, lo que se está viendo ahorita dice todo", dice una mujer que está en una masiva procesión, en la que llevan el ataúd del narco, y en la que todos visten de camiseta blanca y llevan globos blancos, colores que simbolizan la paz y con el que, paradójicamente, honraban la vida de un hombre que se enriqueció y adquirió poder a costa del sufrimiento de muchos.



Así dieron a conocer su muerte

El segundo al mando del Clan del Golfo, la principal banda narcotraficante de Colombia, murió este jueves en operaciones de la fuerza pública en una zona fronteriza con Venezuela, informó el presidente Juan Manuel Santos.

"La Operación Agamenón II, que se lanzó contra el Clan del Golfo, acaba de dar uno de los golpes más fuertes a esa organización: el segundo, alias Inglaterra, fue dado de baja en el Norte de Santander", dijo el mandatario en la caribeña ciudad de Cartagena.

Luis Orlando Padierna Peña, por el que las autoridades ofrecían una recompensa de 500 millones de pesos (unos 160.000 dólares), reemplazó en el segundo puesto de esta organización criminal a Roberto Vargas Gutiérrez, alias 'Gavilán', abatido en agosto por las autoridades.

Padierna murió en una zona no especificada de Norte de Santander, el tercer departamento con más sembradíos de la materia prima de la cocaína en Colombia, con 24.800 hectáreas.

En la región, fronteriza con Venezuela, operan otras organizaciones narcotraficantes y el Ejército de Liberación Nacional (ELN), última guerrilla reconocida por el gobierno, con el que negocia la paz.

"Esa organización, si sigue delinquiendo, va a acabar en una tumba o en una cárcel, por eso dejen de delinquir o sométanse a la justicia", agregó Santos.
Advertisement

 

Start typing and press Enter to search