Suenan las ráfagas del Cuerno de Chivo, Así es "El Corredor de la Muerte" de Culiacán, a donde vas a buscar diversión y encuentras la muerte

- 19:34:00


Suenan las ráfagas del Cuerno de Chivo, Así es El Corredor de la Muerte de Culiacán, a donde vas a buscar diversión y encuentras la muerte , El boulevar Enrique Sánchez Alonso, ubicado en el Desarrollo Urbano Tres Ríos, se ha convertido en un corredor de “levantones” y de muerte.

Suenan las ráfagas del Cuerno de Chivo, Así es El Corredor de la Muerte de Culiacán, a donde vas a buscar diversión y encuentras la muerte 

En bares y restaurantes, ubicados a unos metros de la Fiscalía General del Estado (FGE), de febrero a la fecha asesinaron a ocho personas, lesionaron a 13 y “levantaron” a por lo menos 10, Apenas la madrugada del viernes pasado asesinaron al gerente y a un empleado y quedaron lesionados un trabajador y un cliente del bar Reyes, En octubre ya habían asesinado a una mujer y lesionado a su hermana en el mismo sitio.

El lugar está a menos de 200 metros de las instalaciones de la Fiscalía del Estado, en cuyo estacionamiento un roba carros baleó a un policía ministerial, El bar se ubica en una área comercial que ha sido escenario de hechos violentos en los últimos meses, En un tramo de 140 metros del boulevar Sánchez Alonso se encuentran los bares Reyes y La Consentida y el restaurante Mar and Sea.

En esos tres sitios, en este año asesinaron a cuatro personas, lesionaron a tres y “levantaron” a 10 en diferentes hechos.

Sobre el mismo boulevar, pero aproximadamente a un kilómetro y medio de ahí, está el bar El Pirata, asesinaron a tres y lesionaron a nueve personas.

El Coordinador del Consejo Estatal de Seguridad Pública, Ricardo Jenny del Rincón, señaló que los hechos delictivos de esa zona son apenas una muestra de la magnitud de la inseguridad en el estado.

Apenas el martes, el representante ciudadano en el CESP, pidió reforzar la vigilancia en el Tres Ríos y lamentó la impunidad que había en los delitos cometidos en esa área.

“El sector Tres Ríos se está convirtiendo, más allá del principal polo turístico y de desarrollo económico de nuestra ciudad, en un pequeño reflejo de la magnitud que la delincuencia ha alcanzado a la ciudad, llama la atención que además todos estos crímenes permanecen impunes al día de hoy”.

“Los delincuentes han huido con total facilidad, siendo que ya contamos con todo un equipo de video vigilancia, principalmente instalado en estas zonas, si ello ocurre en una zona tan concurrida como es esta, qué podemos esperar del resto de la ciudad que no tiene esta afluencia de personas”, dijo y menos de 48 horas después se registró otra agresión a balazos en un bar.

El gobernador Quirino Ordaz Coppel ha anunciado en varias ocasiones que se reforzará la vigilancia en el Tres Ríos.

En febrero, después del atentado en el bar El Pirata, mencionó que aumentarían la seguridad en la zona; en octubre tras la agresión en el bar Reyes, volvió a anunciar que se intensificaría la vigilancia, y el viernes, después del nuevo ataque en el Reyes, repitió que reforzarán la seguridad.

Sobre el boulevar Sánchez Alonso y otras zonas del Tres Ríos, elementos de las policías Militar, Estatal Preventiva y Militar han instalado retenes e implementado operativos que solo han funcionado para detener conductores ebrios y ciudadanos que cometen faltas al Bando de Policía y Gobierno.

La agresión más reciente ocurrió la madrugada del viernes pasado. Según las primeras investigaciones de la Fiscalía General del Estado se trató de un atentado directo contra empleados del bar.

Dos hombres encapuchados y armados ingresaron al inmueble y empezaron a disparar contra los trabajadores. El gerente y un trabajador murieron; y otro empleado y un cliente quedaron lesionados. Los delincuentes usaron armas de calibre 9 milímetros y 5.7×28 milímetros conocida como “matapolicías”.

La FGE investiga la posible relación de este atentado con la agresión registrada en el mismo bar el 11 de octubre en la que murieron una mujer y su hermana resultó lesionada.

El martes pasado, el Fiscal General del Estado, Juan José Ríos Estavillo, dijo que ya se tenía identificado al agresor de las jóvenes. Y adelantó que la dependencia pronto dará a conocer información sobre ese caso.

Ese atentado ocurrió cuando dos mujeres peleaban en el estacionamiento del bar y un hombre que acompañada a una de ellas sacó una pistola y disparó a la cabeza de la joven que reñía con su acompañante.

Meses antes, en abril, hubo otro incidente en el mismo bar.

Hombres armados dispararon en el interior y se llevaron por la fuerza a uno de los clientes.

El bar La Consentida, ubicado a menos de 140 metros del Reyes, también ha tenido incidentes violentos.

El 10 de marzo levantaron a Enrique Mendívil Pérez, en el estacionamiento del bar.

Mendívil era gerente regional del programa IMSS-Prospera e hijo del ex regidor y ex presidente de la Unión Ganadera, Enrique Mendívil Flores, asesinado en 2010.

Horas después de ser privado de la libertad, el joven fue encontrado asesinado a balazos.

Apenas 10 días más tarde, el 21 de marzo, en el estacionamiento del mismo bar asesinaron a un hombre que trabajaba como cuida carros.

En medio de la Consentida y Reyes, pero por la acera del frente, se ubica el restaurante de mariscos Mar and Sea. Ahí, el pasado 8 de junio un grupo armado levantó a ocho personas. Durante las horas siguientes todas las víctimas fueron puestas en libertad.

En junio, el incidente violento fue en las instalaciones de la Fiscalía General del Estado. Un hombre a bordo de un automóvil se estacionó en la entrada al edificio y cuando uno de los agentes de la Policía Ministerial, comisionado a la vigilancia del inmueble se acercó, el sujeto le disparó en varias ocasiones.

El policía resultó con una lesión en la pierna y al agresor fue detenido cuando intentaba darse a la fuga nadando por el río.

Por el mismo boulevar pero aproximadamente a un kilómetro y medio de esa zona, en febrero asesinaron con fusiles AK 47 a tres personas y lesionaron a nueve. Fue en el interior del bar El Pirata, después de una supuesta riña.

Las víctimas que fallecieron eran un hombre de origen cubano y dos mujeres culiacanenses, una de ellas menor de edad.

En el bar Molokai, ubicado también en el Tres Ríos, pero por el boulevar Diego Valdez Ríos, asesinaron a un hombre de 22 años y lesionaron a un adolescente de 15. El atentado fue la madrugada del 5 de noviembre en el estacionamiento.

Después de los atentados en los bares, la Dirección de Inspección y Normatividad ha clausurado los bares El Pirata y Reyes.

Hasta la fecha las autoridades no han logrado detener a ninguno de los responsables de los homicidios, lesiones y privaciones de la libertad, solo al hombre que agredió al policía.
Advertisement

 

Start typing and press Enter to search