VIDEOS: Así fue el motín y toma de rehenes y el rescate de custodios en penal de Cadereyta que dejo 16 muertos

- 15:51:00


Un nuevo motín donde tres custodios fueron tomados como rehenes por reos que amenazaron con matarlos otra vez dejó ayer al descubierto el descontrol y el autogobierno de los centros penitenciarios del Estado.

Durante 17 horas, en el Penal de Cadereyta internos que decían rechazar a grupos rivales y al nuevo director, Edgardo Aguilar, armaron disturbios, tomaron a custodios como rehenes y finalmente fueron sometidos por la autoridad usando la fuerza letal.

El saldo actualizado posterior a la madrugada era de 16 muertos, incluyendo un incinerado, al menos ocho heridos de gravedad y "un sinnúmero" de lesionados, por lo que el número de víctimas podría aumentar.

El reporte oficial hasta anoche era que todos los fallecidos son internos que participaron en el disturbio y al menos dos de ellos fueron abatidos por la autoridad cuando se rescató a los custodios.
Los disturbios empezaron el lunes a las 23:00 horas, pero ayer se recrudecieron durante la mañana, concluyendo cerca de las 16:00 horas.

"En la madrugada inició una protesta por un grupo de internos en el penal de Cadereyta", dijo Aldo Fasci, vocero de seguridad en el Estado, en rueda de prensa por la noche.

"Hay gente de cinco o seis grupos diferentes. Sin embargo, uno de ellos no es aceptado por ninguno de los otros.

"Son alrededor de 40 (los reos rechazados)", detalló. "Habían iniciado una protesta, se controló, pero en la mañana secuestraron a tres custodios e iniciaron una trifulca.

Desde helicóptero el Secretario de Seguridad #NvoLeon da ultimátum a reos del Cedes de #Cadereyta pic.twitter.com/0yCmRvraM5
— Mexico Código Rojo (@M_CodigoRojo) 10 de octubre de 2017
"Se inició el diálogo para rescatar a los custodios, pero no fue fructífero", relató Fasci.

"Se dio un plazo hasta las 2 de la tarde para que las cosas se tranquilizaran. No se logró, por lo cual ingresó Fuerza Civil inicialmente con armas no letales para poner orden".

Durante los disturbios se quemaron colchones y se presentaron riñas en el interior del penal, mientras que en el exterior los familiares también desataron trifulcas.

Incluso, llegaron a agredir al Procurador Bernardo González, impidiéndole por momentos ingresar al penal.

Según el reporte final, el momento más crítico del motín ocurrió por la tarde, cuando tres grupos de internos se atrincheraron en diferentes áreas del penal y la azotea, desde donde habrían intentado lanzar a los celadores que tenían retenidos.

Fasci afirmó que fue en ese momento que los elementos de Fuerza Civil, la Agencia Estatal de Investigaciones y la Policía Federal tomaron la decisión de abrir fuego.


Advertisement

 

Start typing and press Enter to search