Las nuevas víctimas de “El Pozolero”

- 13:43:00


A seis años de que se encontraron los primeros restos humanos en el predio donde “El Pozolero” disolvió 300 cuerpos en ácido, se localizaron 10 mil 500 fragmentos óseos adicionales que representan una nueva esperanza para los familiares de personas desaparecidas. La Asociación Unidos por los Desaparecidos de Baja California, encabezada por Fernando Ocegueda, iniciará una campaña estatal para, en conjunto con autoridades federales, tomar muestras genéticas de familiares de desaparecidos en todo BC y así saber a quiénes pertenecían los más de 100 kilos de huesos encontrados recientemente.

Alrededor de 10 mil 500 fragmentos óseos, con un peso total de 100 kilogramos, fueron los resultados de la búsqueda en La Gallera, realizada por la Asociación Unidos por los Desaparecidos de Baja California, que preside Fernando Ocegueda Flores, en colaboración con peritos en genética y antropólogos forenses de la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO), dependiente de la Procuraduría General de la República (PGR).

La Gallera es el nombre con que se conoce al predio ubicado en la calle Cioac del Ejido Maclovio Rojas, donde Santiago Meza López “El Pozolero” disolvió en ácido alrededor de 300 cuerpos, según su propia confesión cuando fue detenido en 2009.

Las excavaciones más recientes se hicieron en una superficie de un metro cuadrado ubicada al fondo del terreno, a sólo cinco metros de las dos narcofosas que se encontraron en 2011, en las que Meza López desechaba los restos humanos.

De acuerdo con Ocegueda Flores, un detenido por la PGR declaró el 9 de agosto que el predio de La Gallera “no se había revisado bien” y brindó información para nuevas búsquedas.

Por ello, agentes de la SEIDO contactaron al activista el jueves 10 y le pidieron suspender temporalmente las búsquedas que se realizaban en otros lugares para enfocar esfuerzos en La Gallera.

Fue así como el martes 15, autoridades federales con perros entrenados inspeccionaron el lugar y, una vez que detectaron los restos, ingresaron los peritos en genética y antropólogos forenses para comenzar a identificar las partes del cuerpo y etiquetarlas.

Esta primera fase de búsqueda concluyó el martes 22 de agosto y los restos fueron llevados a los laboratorios del Consejo Nacional de Seguridad, en la Ciudad de México, donde les realizarán las respectivas pruebas de ADN.


Peritos de la PGR y SEIDO recolectando los restos óseos.

Ocegueda Flores aseguró que permanecerá en ese lugar hasta el 2 de septiembre, para darle seguimiento a las pruebas y estar más de cerca en el proceso y así evitar que estos restos humanos sean archivados o almacenados en bodegas.

Víctimas de “El Pozolero”

El activista, quien fundó la Asociación Unidos por los Desaparecidos de Baja California, busca a su hijo secuestrado y desaparecido en 2007 y ha unido esfuerzos con familiares de otros desaparecidos en la región para lograr la colaboración del Gobierno Federal en estas búsquedas de predios.

Entre las múltiples declaraciones de detenidos recabadas por la autoridad, sobre los lugares utilizados para enterrar o abandonar los restos de sus víctimas en la entidad, la de Santiago Meza López es la que ha permitido dar con mayores resultados.

Según las investigaciones penales, Meza López, originario de Guamúchil, Sinaloa, trabajó como albañil hasta que fue empleado por Teodoro García Simental “El Teo”, quien en su momento fuera ex jefe de sicarios del Cártel Arellano Félix (CAF) y después auspiciado criminalmente por el Cártel de Sinaloa.

Durante cuatro años, “El Pozolero”, apodado así por utilizar ácido para disolver los cuerpos que le eran llevados por otros miembros del CAF para su desaparición, utilizó principalmente el predio conocido como La Gallera para estos fines.

Una vez que los restos eran vertidos a un tubo que conectaba a ambas fosas clandestinas, halladas en un principio, éstos eran de un tamaño muy pequeño. En cambio, los restos localizados en esta última semana son de mayor tamaño, por lo que Ocegueda Flores señala que las autoridades estudian la posibilidad de que se trate de cuerpos enterrados y no disueltos en ácido.


Encontraron predio gracias a una averiguación previa

Ocegueda Flores compartió a ZETA que en 2011, él y un grupo de personas dieron con el punto exacto del predio de La Gallera, gracias a una averiguación previa en contra de “El Pozolero”.

Asegura que la información les fue compartida de manera anónima y se les mencionó la dirección del lugar, pero les tomó un año encontrar el sitio, ya que en aquellos años el ejido no estaba desarrollado, pero con ayuda de geo localizadores y brigadas continuas en la zona, llegaron hasta el predio.

Una vez que ubicaron el lugar, la extracción de restos humanos de las fosas se extendió dos meses. En gran medida porque los activistas lo hicieron por su cuenta y sin ayuda ni orientación de las autoridades federales.

Precisamente porque los huesos estuvieron expuestos la humedad, debido a la gran cantidad de materia orgánica que los rodeaba, esto llevó a su descomposición y no se pudieron obtener pruebas de ADN de ellos.

Sin embargo “una corazonada” lo llevó nuevamente al predio hace tres meses, sin ninguna información al respecto y tras la búsqueda que hicieron en un espacio, encontraron un fémur. Eso los hizo establecer una nueva línea de investigación, pero no le dieron continuidad hasta que las autoridades les informaron de la reciente declaración de un detenido. Lo que finalmente los llevó a toda esta búsqueda, coincidió con la fecha del 20 de agosto, cuando se conmemora el Día Internacional del Desaparecido.

Como en otros años, en ese día, familiares de desaparecidos llevaron flores y veladoras al lugar para recordar a sus seres queridos. Incluso acudió un agente del Ministerio Público de la Federación, quien se comprometió a agilizar la toma de muestras de ADN para poder cotejarla con la de los familiares, de acuerdo con Ocegueda Flores.

Búsqueda en otros predios utilizados por “El Pozolero”

El presidente de la Asociación Unidos por los Desaparecidos de Baja California indicó que otros dos predios utilizados por “El Pozolero” fueron inspeccionados en 2016. En uno de ellos, situado en el Ejido Ojo de Agua, se localizaron alrededor de mil 400 restos humanos, entre dientes y prótesis dentales.

Mientras que en el otro, ubicado en Loma Bonita, se encontraron al menos 2 mil restos humanos. Sin embargo, de la totalidad de los huesos, solamente se pudieron obtener 12 perfiles de ADN, el resto se encontraba contaminado por químicos, pero ninguno de los 12 perfiles genéticos sirvió para hacer las confrontas con la sangre y, por lo tanto, no se pudo identificar a quiénes pertenecían los restos óseos.

Familiares de desaparecidos podrán aportar su ADN para cotejos

El 3 de septiembre se continuará con la búsqueda de restos óseos en el lugar, agregó el activista, quien adelantó, estarán presentes representantes del Consejo Nacional de Seguridad y la SEIDO, quienes darán declaraciones de todos los hallazgos y los resultados de las pruebas.

Además, le acompañarán los titulares de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) y la Comisión Estatal de Derechos Humanos de Baja California (CEDHBC), pero aclaró que no estarán invitados funcionarios del Gobierno del Estado porque los familiares están “muy decepcionados” de su actuación en estos años.

Luego de este evento, se tiene contemplado iniciar una campaña informativa en los cinco municipios de Baja California partir del 5 de septiembre. El objetivo es que las personas que tengan algún familiar desaparecido puedan acudir a uno de los módulos que se instalarán para la toma de ADN. Ello permitiría crear un banco de material genético más amplio. Estas jornadas tendrán una duración de 15 días para que, a finales de septiembre, se cuente con los resultados, porque no descartan que en las fosas recién localizadas, se encuentren restos de habitantes de otros municipios.

Ocegueda aseguró que la búsqueda en el predio de La Gallera, con una extensión aproximada de 100 metros cuadrados, se extenderá el tiempo necesario hasta encontrar todos los restos ahí ocultos. Después de ello, podrán instalar el proyecto de Memorial para los Desaparecidos planeado desde 2013, cuando la PGR aceptó donar el predio a la asociación.

CEDHBC, pendiente de todo el proceso

Derivado del hallazgo de estos restos humanos en la ciudad, la CEDHBC confirmó a ZETA que como institución han mantenido contacto con los familiares de desaparecidos, a través de la Asociación Unidos por los Desaparecidos de Baja California, para ofrecer atención a las víctimas.

Además, abrieron un expediente para solicitar a la PGR, autoridad encargada de esta búsqueda, así como a la Procuraduría General de Justicia en el Estado (PGJE), información respecto a las víctimas, puesto que la Comisión tiene registrados alrededor de 30 casos y, tras el reciente hallazgo, se necesita realizar un nuevo cruce de información.

Estos casos se encuentran en el expediente 310/2015 y fueron presentados por familiares de personas desaparecidas, principalmente por la falta de diligencia en los expedientes de investigación por parte de la PGJE, con lo que también se pretende “buscar la verdad de dichas desapariciones”.

Por ello, la CEDH insistió en trabajar alrededor de un “marco jurídico más sólido” de protección a los derechos humanos de víctimas de delitos y violaciones a derechos humanos.

De esta forma, una Ley reglamentaria en esta materia permitiría “hacer valer los derechos de las víctimas a la verdad, la justicia y la reparación integral a partir de instituciones, procedimientos y mecanismos que garanticen su realización”.

“Hay esperanza de brindar tranquilidad a las familias”

Para Fernando Ocegueda Flores, este hallazgo y el trabajo de la propia CEDH significan “una nueva esperanza para nuestras familias” en la entidad.

Después de tantos años de no tener resultados, ahora se abre una ventana de oportunidad para poder obtener estas pruebas de ADN y en su momento darles tranquilidad a algunas familias.

“No fue ni uno no dos meses, tardamos seis años en regresar a este lugar, creo que es sumamente valioso que un detenido haya dado esta información y, aunque esto es solamente el inicio de un proceso, estamos muy llenos de esperanza y esperemos que a finales de este mes, estemos haciendo entrega de restos óseos con ADN a algunas familias para que ya cierren el ciclo de búsqueda de sus familiares”, finalizó el activista.
Advertisement

 

Start typing and press Enter to search