El ‘Chapo’ Guzmán les dice no y desafía nuevamente al gobierno gringo

- 13:31:00


  
El ‘Chapo’ contra los informantes del Cártel


Joaquín el Chapo Guzmán no negociará con la fiscalía de Estados Unidos, ni entregará, delatará o acusara a ninguna de las personas con quien alguna vez colaboró, sino todo lo contrario, enfrentará cada prueba que el gobierno estadounidense pueda tener en su contra, aunque ello signifique la posibilidad de enfrentar cadena perpetua, señaló Eduardo Balarezo, abogado del capo.

“El señor Guzmán ha reiterado que no negociará con los fiscales como han hecho otros, sino que tendrá la dignidad para enfrentar la justicia con la frente en alto, pero que él no entregará a nadie”, reiteró Balarezo.

Luego que la fiscalía estadounidense señalara que el gobierno de Estados Unidos podría congelar los honorarios del grupo de abogados que representen a Guzmán Loera, Balarezo, dijo que él llegó a un acuerdo para defender al capo durante el juicio, programado para el próximo 16 de abril, en una corte de Distrito del Este de Brooklyn, en Nueva York.

“Me he visto con el señor Guzmán, y él y yo acordamos que yo lo representara en corte, y bueno, respecto a  la posibilidad de que se congelaran mis honorarios, sé que no estoy infringiendo la ley al representarlo, y por ello he decidido aceptar el caso, para que así él tenga una representación justa en los juzgados”, explicó el abogado, durante una entrevista telefónica hecha la semana pasada con Ríodoce.

Hace poco más de tres semanas, el gobierno de Estados Unidos anunció que, debido a que el dinero del Chapo provenía del narcotráfico, la fiscalía señaló tener facultades para congelar los honorarios a los abogados, pero Balarezo consideró que eso no  debía de ocurrir pues, analizando la ley, los abogados determinaron que no “la estaban infringiendo nada”.

Y fue esa revisión en la ley la que animó a los abogados, ya que al capo junto a su defensa frente al abismo: enfrentar al gobierno y demostrar que hay un mito en torno a su figura, o perderlo todo y pasar el resto de su vida entre las sombras.

“Actualmente, las condiciones de su encarcelamiento son bastantes duras, además que no le han permitido que mire a su esposa, y nosotros consideremos que no debe ser así porque en nuestro sistema de justicia, toda persona es inocente hasta que no se le demuestra lo contrario, y el señor Guzmán no debe ser la excepción”, se explica en un comunicado enviado por la oficina de Balarezo Law.



Definiendo estrategias

Los señalamientos anteriores pondrán a trabajar duro a los abogados de Guzmán Loera, pues los fiscales estadounidenses han señalado tener todas las pruebas del mundo para encerrar al capo de por vida, aunque para Balarezo eso aún está por verse, porque tendrán que probar cada delito por el que lo acusan.

“Apenas estamos revisando el caso, y es claro que tiene acusaciones hasta de homicidio, pero eso deberán probarlo, pues en las acusaciones de homicidio, por ejemplo, hay inconsistencias, incluso, nosotros hemos investigado testimonios de personas que han afirmado en cortes federales haber participado en los homicidios en los que acusan a mi cliente”, explicó el litigante.

De acuerdo al expediente 1:09-cr-00466, radicado en la Corte Este de Nueva York, el Chapo junto a Ismael el Mayo Zambada, son acusados de conspirar para asesinar al menos a nueve personas, la mayoría enemigos del cártel que afectaban sus intereses, y entre las víctimas se menciona a gente del Cártel de los Zetas, los Arellano Félix, los Carrillo Fuentes, y gente de su propia organización, entre ellos Julio Cesar Beltrán.

“Estamos enterados de todo eso, aunque sabemos que la fiscalía basará todo su arsenal de pruebas en los testimonios de narcotraficantes que se integraron al programa de Testigos Protegidos, pues ellos serán los que darán la cara para acusar al señor Guzmán, aunque será un jurado será quien determine si esos testimonios son creíbles o no”, explicó Balarezo.

Aunque aún no se tienen los nombres de los informantes que podrían testificar contra Guzmán Loera, es sabido que un número no precisado de ex integrantes del Cártel de Sinaloa, han desaparecido del sistema de Prisiones de Estados Unidos, incluyendo colombianos que en algún momento interactuaron con miembros del Cártel de Sinaloa, y quienes eventualmente decidieron cooperar para reducir sus sentencias.

“No nos intimidan esos informantes, porque es gente que vendió esos testimonios al gobierno a cambio de los beneficios que ofreció la fiscalía, y por eso consideremos que no tendrá mucha validez, pero confiamos que haya un jurado justo y que ellos consideren qué tan creíbles son esos testimonios”, dijo Balarezo.

Interrogado sobre alguna estrategia específica que la defensa tenga en mente, Balarezo indicó que aún están analizando todas las pruebas que ha presentado la fiscalía, lo mismo que la información de los abogados que lo representaron los primeros meses, y que una vez que determinen que es lo más adecuado, empezaran con la estrategia para defender al otrora capo más buscado del mundo.



Las sombras de un confinamiento

Balarezo precisó que Guzmán Loera, a nueve meses de haber sido extraditado, sigue en completo confinamiento, pues el gobierno de Estados Unidos ha restringido el acceso a amigos, o familiares que pudieran visitarlo.

“Desde que llegó aquí, solo ha tenido una visita familiar, hace como tres semanas, y fue una visita monitoreada, y bueno, con esto digo que las visitas están restringidas, y que se  le debe al menos dar oportunidad de ver a su familia”, objetó el abogado.



—¿Y su estado físico cuál es?

—No lo conocía antes, pero puedo decir que está un poco deteriorado, por el tiempo que tiene bajo estas condiciones, pero es obvio que es un hombre muy fuerte, tanto física como mentalmente, y esa fortaleza es la que lo tiene listo para enfrentar a la justicia.

Aunque nueves meses que separan el inicio del juicio son pocos, para Balarezo será tiempo suficiente para determinar una buena defensa que dé el capo un juicio justo, que al menos garantice el respeto de sus derechos como ser humano.

“Y esto tiene que ver con el hecho que, los fiscales, van a tratar de culparlo de todo lo que sucedía en México, en cuanto al tema de las drogas, que siempre que ocurría algo, siempre era el Chapo, y eso era parte del mito que creció gracias a los medios de comunicación, y que crearon la historia de el Chapo”, objetó Balarezo.

Debido a los cargos que Guzmán Loera enfrenta, la fiscalía ha dicho que desea decomisar 14 mil millones de dólares al capo, aunque en opinión de Balarezo, ese dinero no existe, y que el puro número da risa.

“Esa suma es una ficción que posiblemente es toda la droga que paso por México en los últimos años, es una tontería”, insistió.

Guzmán Loera fue arrestado en febrero de 2015, se fugó de la cárcel del Altiplano en julio de 2015, nuevamente fue reaprehendido en enero de 2016, y un año después, fue extraditado a una prisión de máxima seguridad en Brooklyn.

El juez Brian Logan fijó para el próximo 16 de abril el inicio de su juicio, y apenas la semana pasada, Balarezo relevó a Michelle Gelernt, una abogada de oficio de Nueva York que había representado a Guzmán Loera desde el momento de su extradición.
Advertisement

 

Start typing and press Enter to search