CONVOY de SICARIOS del "PELOCHAS" y el CDG ATERRORIZO ALCALDIA de RIO BRAVO

- 11:12:00


Un convoy de camionetas con hombres armados del Cartel del Golfo bajo las ordenes de Luis Alberto Blanco Flores el "M28 o PELOCHAS" abrió fuego ayer a plena luz del día contra la Presidencia Municipal de Río Bravo, luego de que un empresario bajo persecución escapó de ser ejecutado cuando irrumpió con todo y camioneta blindada hasta las oficinas de la alcaldía en busca de refugio.

Los atacantes, que se desplazaban en cuatro camionetas blancas de reciente modelo, descendieron y continuaron disparando ráfagas hacia el interior de la sede gubernamental y luego escaparon sin que hayan podido ser detenidos muy a pesar de la fuerte presencia policial y militar destacada en este municipio.

El presunto empresario  se identificó además como funcionario, resultó ileso y no se reportaron civiles heridos.

La Vocería de la Secretaría de Seguridad Pública estatal reportó a través de su cuenta de Twitter que en el ataque no hubo muertos ni heridos. ´´Fue detenido el conductor de la camioneta en las oficinas´´, confirmó.

LOS HECHOS

El incidente se registró a las 10:30 horas cuando, entre ráfagas de metralletas, la camioneta Cheyenne 2017, placas WN 65085, conducida por un empresario identificado en redes sociales como CARLOS CASTILLO PEREZ tumbó la puerta de cristal del Palacio Municipal, entró a la antesala y quedó a un metro de chocar contra la pared de la recepción y las ventanillas de tesorería, donde afortunadamente no había usuarios.

Antes de impactarse contra la sede del gobierno municipal, el conductor colisionó con un vehículo compacto color gris.

Tras el choque, los pistoleros que lo perseguían continuaron disparando desde otra camioneta y provocaron daños a los ventanales de la segunda planta y fachada del edificio de la alcaldía, para después escapar en al menos cuatro vehículos, provocando alarma entre peatones y automovilistas.

Agentes de seguridad de la Presidencia Municipal sometieron al conductor de la Cheyenne, quien intentó huir a pie.

El empresario exigió que lo liberaran y se identificó como funcionario de la Dirección de Comercialización de la Secretaría de Desarrollo Rural del Estado.

Sin embargo, funcionarios de la dependencia aclararon que Castillo no labora en el gobierno estatal, pero su madre sí, aunque es ajena a los hechos.
Advertisement

 

Start typing and press Enter to search