Menores de edad fueron entrenados por El CJNG para ser sicarios y caníbales obligados a comer carne humana, que desprendían de las personas muertas

- 13:55:00



Grande fue la sorpresa de los investigadores policíacos, cuando comprobaron que dos de los 12 integrantes de una banda criminal del Cártel de Jalisco Nueva Generación (CJNG), relacionados con la ejecución de cinco personas en el tianguis de "Autos Aladino" eran menores de edad, y que como forma de adiestramiento eran obligados a comer carne humana, que desprendían de las personas muertas a manos de ellos mismos.

Este tipo de canibalismo, de acuerdo con las declaraciones de los cabecillas detenidos, fue parte de un entrenamiento a los menores con la finalidad de que llegaran a ser criminales de alta peligrosidad por su sangre fría.

Estos adolescentes, con edades de 16 y 17 años relataron ante los investigadores del caso, sin manifestar arrepentimiento alguno, la forma en que desmembraron el cuerpo de una víctima que fue anterior al caso "Autos Aladino", para luego comer algunas de sus extremidades.

El cadáver del que comieron los adolescentes pertenece a un sujeto que fue levantado a principios de mayo -unas semanas antes del caso de Autos Aladino-, al que tras haberlo torturado, lo ejecutaron y lo metieron en un refrigerador donde iban y le cortaban los brazos y otras extremidades, como parte de su iniciación en el Cártel Jalisco Nueva Generación.

Un cuerpo descuartizado 

Pasados los días, el 26 de mayo a la 01:30 de la mañana, el cuerpo que tomaron como paladín fue abandonado totalmente desmembrado a orilla del río Carrizal, en la ranchería El Cedro, del municipio de Nacajuca.

Incluso, la autoridad constató que al cuerpo le faltaban los brazos, así como otras partes, que fueron comidas por los jóvenes y otros integrantes de este grupo criminal. El ahora extinto fue levantado en el municipio de Centro por diferencias con el jefe de la banda del CJNG José Luis "N", y comido parte del cadáver como forma de un entrenamiento de la célula criminal, para volverlos insensibles.

Los jóvenes fueron detenidos junto con 10 sujetos más, el pasado 29 de mayo por elementos de Seguridad Pública, en una casa de seguridad de Tierra Amarilla, Centro, luego de un enfrentamiento armado con guardianes del orden.

La pesquisa se consiguió a partir de una denuncia anónima, según la Secretaría de Seguridad Pública, como parte de las indagatorias del caso "Autos Aladino".

Aumentan menores en la delincuencia 

En los videos del magnicidio se aprecian a los criminales ingresando al inmueble en varias motocicletas, y posteriormente irrumpir la oficina de la administración, donde dispararon con armas cortas a cinco empleados, entre ellos el hijo del propietario del negocio. En las imágenes, destaca que los sicarios del CJNG decapitan a una de estas personas todavía estando viva.

En ese sentido, recientemente el Fiscal Fernando Valenzuela Pernas, reconoció que existe un buen número de menores inmiscuidos en delitos de alto impacto y en otras conductas.

Canibalismo para la iniciación

Estudiosos de la criminalidad consideran que se trata de "antropofagia inducida", pero en lenguaje menos técnico, es una novedosa práctica de canibalismo obligado, que no puede ser sino producto de mentes enfermas de quienes entrenan a sicarios en las organizaciones del crimen organizado, a partir del surgimiento del grupo de Los Zetas.

Esta organización fue la primera que incorporó no sólo a desertores grupos de élite del Ejército Mexicano, sino también de Guatemala, que en su caso, fueron los formados como "kaibiles", a los que se les entrenaba comiendo carne cruda de animales que cazaban en la selva, y además, bebiendo su sangre con el fin de deshumanizarlos.

Posteriormente, Los Zetas para ampliar sus células contrataron a centroamericanos adolescentes, a los que también entrenaban con una rudeza similar a la de los kaibiles.

El ejemplo a seguir fue uno de los fundadores, el ex militar Heriberto Lazcano, "El Lazca", por comer guisos con carne humana, y no solo entre Los Zetas, sino también en otras organizaciones delictivas, como Los Caballeros Templarios, quienes como parte de su proceso de iniciación a sus integrantes, los obligaban a comer corazón de alguna de sus víctimas.

Vinculan a proceso a 10 detenidos

El juez de control declaró el pasado sábado la formal detención de los 10 adultos integrantes de la banda delictiva del Cartel de Jalisco Nueva Generación (CJNG), como probables responsables del delito de homicidio calificado y asociación delictuosa cometido en agravio de cinco empleados del tianguis de autos "Aladino",ocurrido el pasado 22 de mayo.

En tanto que paralelamente a los 10 sujetos se le sigue otro proceso por el acopio de armas y posesión de droga ante las autoridades federales, los dos menores que formaban parte de esta banda criminal fueron vinculados a proceso con anterioridad por las armas que se les encontró en su poder y asociación delictuosa.
Advertisement

 

Start typing and press Enter to search