Estas son las huellas de guerra en Villa Unión Mazatlán tras la muerte de 17 tras balacera con Militares

- 8:12:00



Mazatlán.- Habitantes de la sindicatura de Villa Unión, Mazatlán, iniciaron ayer sus actividades cotidianas.

Pero esa mañana fue diferente. Mientras acomodaban sus negocios, los comerciantes no podían evitar tocar el tema.

Era imposible ignorar el abatimiento de 17 personas, ocurrido a escasos kilómetros de la sindicatura la noche del viernes, sitio que en los últimos meses ha sido testigo de sangrientos acontecimientos.

Abarrotes, cremerías, fruterías, puestos de tacos y todo tipo de comercios localizados en el mercado Cuahutémoc abrieron en su horario habitual y el flujo de personas que visita el lugar no se vio afectado para nada. Sin embargo, en sus rostros mostraban el asombro e incredulidad por lo que había pasado.

De igual manera, gran cantidad de infantes fueron vistos afuera de sus hogares y otros cuantos en la plazuela, todos jugando con la inocencia que caracteriza a los niños.

El asunto del enfrentamiento era el tema de los adultos. La información difería de una boca a otra, pues mientras algunos decían que la cifra era de 14, otros señalaban que habían sido más de 30. Sin embargo, el tema era abordado con total tranquilidad.

“La verdad es que sí sabíamos que había varios muchachos que andaban mal, pero no los teníamos ubicados porque no se metían con nosotros. Nada más los veía pasar a veces en camionetas o en varias motos”, señaló una mujer de la tercera edad.

“A lo que nosotros le teníamos miedo es que alguna vez hubiera un enfrentamiento entre bandas rivales o con el gobierno y que la gente inocente fuera a resultar afectada, y pues, ya pasó, pero gracias a Dios fue por la carretera”, agregó.

Habitantes del ejido Aguaje de Costilla, donde ocurrió la balacera más fuerte, se encuentran indiferentes, pues comentan que el suceso cerca del poblado fue fortuito, ya que ninguno de los caídos era originario del lugar.

En la zona del enfrentamiento, las huellas de la batalla eran similares a un campo de guerra. El olor a sangre todavía se mantenía. Ni la lluvia matutina pudo desvanecer los charcos de sangre en el asfalto.

Para donde se volteara había rezagos del ataque. Restos del cordón de alerta, guantes de látex, prendas de vestir, calzado y astillas de vidrio se observaban en la carretera y al costado de las parcelas, que durante la noche sirvieron como madriguera de los hombres que fueron abatidos por municipales y militares. 

“Tenemos que preocuparnos. Lo que ocurrió es casi una carnicería, algo terrible que sin duda dejará una mancha no solo para Mazatlán, sino también para el estado. Se tiene que trabajar en el tema de seguridad de manera apresurada para terminar con estas situaciones”, señaló Giova Camacho, integrante del Consejo de Seguridad en el cabildo de Mazatlán.

La Perla del Pacífico tuvo ayer un día de tensión por lo ocurrido.

Bien equipados 

El temor se siente en las calles. Algo ha cambiado. Y es que a pesar de haber hechos violentos en Mazatlán, nunca se había sentido algo tan fuerte, tan de cerca, “un abrir de ojos de un golpe” de la cruda situación en la que se encuentra Sinaloa.  

De acuerdo con reportes de las autoridades, los 17 hombres que fueron abatidos en Villa Unión estaban preparados para una guerra, traían rifles de alto  calibre, pecheras y otros vestían ropa camuflada.

Algunos usaban huaraches, la mayoría vestía camiseta negra con pantalón de mezclilla y tenis, es lo que se aprecia en las imágenes que circulan en la red.

Todos sobre vehículos, esperaban en medio de la oscuridad por la carretera vecinal que conduce a la comunidad de La Amapa, perteneciente a la sindicatura de Villa Unión. 

De los hechos que pudieron narrar las autoridades, se destacó que la Policía Municipal recibió un reporte a las 20:15 horas del viernes sobre dos personas asesinadas en el exterior de una tienda departamental de Villa Unión. Las víctimas fueron identificadas como Jonathan Ulises, de 24 años, y José, de 54. 

Autoridades precisaron que en esta refriega resultaron cinco policías lesionados, entre ellos, una mujer. La agente presentó lesiones en una pierna y un brazo, mientras los varones tienen heridas por rozón en la cabeza y en las piernas.

El secretario de Seguridad Pública en Sinaloa, Genaro Robles Casillas, sostuvo en conferencia de prensa en Culiacán que las autoridades del estado tienen identificadas a las personas abatidas como generadoras de violencia en esta zona del sur de Sinaloa, al quedar confirmado el doble homicidio que cometieron minutos antes.

“Este grupo, consideramos que era el que nos estaban generando situaciones de violencia en esa zona. La Fiscalía está haciendo las averiguaciones”, señaló. 

Sin embargo, no se quiso comprometer al subrayar que no puede dar garantías de tranquilidad en la zona. 

“No puedo asegurarles nada. Ustedes saben que aquí les digo una cosa, y al otro día pasa otra; es difícil y es complicado”, afirmó Robles Casillas.

El militar retirado reconoció que ante algunos hechos, se ha estado reforzando las zonas de Concordia y Villa Unión con elementos de la Policía del Estado, Marina y Ejército. 

El titular de Seguridad Pública en el estado destacó que ante estos hechos, se están tomando las medidas pertinentes para evitar un posible brote de violencia al sur del estado.
Advertisement

 

Start typing and press Enter to search