La historia de "La Muñeca" , sicaria de 'Los Zetas' y la vez fue entregada por su mamá

- 17:59:00


Saraí Díaz Arroyo, alias La Muñeca, presunta integrante de Los Zetas e implicada en la matanza de 183 personas encontradas en 40 fosas en San Fernando, Tamaulipas.

Fue entregada a la Secretaría de Marina por su propia madre. La Procuraduría General de la República (PGR) ofrecía una recompensa de 5 millones de pesos por información sobre el paradero de Saraí, dinero que —de acuerdo con el programa oficial sobre esta materia— debió ser entregado a la progenitora de la joven.

Esto, luego de enterarse de que su hija era buscada por las autoridades y que pertenecía a una célula de la organización delictiva, Los Zetas, que operaba en aquel municipio tamaulipeco bajo las órdenes de Martín Omar Estrada de la Mora, El Kilo.

La señora Arroyo decidió acudir a un puesto de control de la Secretaría de Marina y entregar a su hija.

Por El Kilo, principal líder de la célula, detenido por la Armada de México, la PGR ofrecía 15 millones de pesos.

De acuerdo con el programa de recompensas la procuradora Marisela Morales, publicado en el Diario Oficial de la Federación dos días después, también se ofrecen 15 millones de pesos a quien proporcione información para dar con el paradero de Salvador Alfonso Martínez Escobedo, alias La Ardilla, otro de los cabecillas de la organización delictiva.

Otro de los implicados en el multihomicidio de San Fernando es Román Ricardo Palomo Rincones, alias El Coyote, por quien la PGR ofrecían 10 millones de pesos, en tanto que por Saraí —señala la solicitud pública de la PGR— se ofrecieron 5 millones de pesos.

Con relación a este caso, la PGR arraigó a 17 policías municipales de San Fernando por su presunta colaboración con la organización de Los Zetas en ese municipio.

Derivado de las investigaciones, se supo que además de brindarles protección los policías municipales eran informantes —"halcones"— sobre operativos federales, con lo cual facilitaban el secuestro de migrantes, señalando las rutas por las cuales pasarían.

Los arraigados eran Guadalupe Hernández Ibarra, Remigio Mireles Camarillo, Óscar Jaramillo Sosa, Martín García Badillo, José Luis Aguilar Vélez, Jesús Ramos Pérez, Eleodoro Robles Sánchez y Elpidio Reyes Sáenz.

Además, Gilberto Rivera Hernández, Lázaro Flores Peña, María Guadalupe Galván Hernández, Mario Alberto Romero Hernández, Santos Maldonado Reyes, Julio Guadalupe Jaramillo Vela, José Manuel Ávila Lugo, Rogelio de la Portilla Heredia y Joel Reséndiz Moreno.
Advertisement

 

Start typing and press Enter to search