La Peque Sicaria a la cual le gustaba tener relaciones con los decapitados y beber su sangre

- 9:46:00

Ciudad de México.- Sin bien, la mayoría de las historias de vida de los inmiscuídos en el crimen organizado fluctúan entre la muerte, el crimen, todo tipo de violencia, la adrenalina y un sesgo de locura, la historia de Juana, mejor conocida como "la peque sicaria" está entre las más sordidas.

A los 15 años tuvo un hijo y en el 2010 se integró a Los Zetas, después de que estos ataron a su hermano.

Ya en el Cártel "la peque sicaria" era la encargada de las decapitaciones y mutilaciones corporales, llegando a ser mano derecha de algunos de los integrantes más temidos de la célula criminal

Entre sus espeluznantes revelaciones, Juana declaró que le gustaba tener sexo con los decapitados,  fríamente  y con detalles narró su prácticas  necrofílicas y que además de asesinar a sus víctimas, se bañaba con su sangre e incluso la bebía estando caliente.
Actualmente está recluida en uno de los Centros de Reinserción Social de Baja California. Dónde termina la preparatoria y aprende contabilidad de manera autodidacta. 

perteneció al brutal y temible cártel de Los Zetas de México desde temprana edad. Según su propio relato, le gustaba tener sexo con los decapitados y beber su sangre.



Tras ser detenida, Juana “La Peque Sicaria” está recluida en uno de los Centros de Reinserción Social de Baja California. Allí está terminando la preparatoria y aprendiendo contabilidad de manera autodidacta.
Advertisement

 

Start typing and press Enter to search